Equidad de género, entre el 11 de febrero y el 8 de marzo

  • URL copiada al portapapeles

Invitada


15 Feb 2020

Por Adriana Erika Martínez Cantón

El pasado 11 de febrero se conmemoró el día internacional de la niña y la mujer en la ciencia, este festejo ha ido permeando en las diferentes instituciones y poco a poco se ha ido haciendo más visible. A través de la historia se ha reconocido en pocas ocasiones la presencia sobresaliente de la mujer, aunque siempre han existido los relatos no las favorecen, a pesar de esto se han mantenido en lucha para ir ganando derechos y espacios que antes se negaban solo por ser mujeres. Mencionemos algunas fechas importantes (UNESCO) que podrían marcar pequeños avances en pro de los derechos de las mujeres.

El 19 de marzo de 1911 se celebra por primera vez el Día internacional de la Mujer en algunos países de Europa, cuyas demandas eran el derecho al voto y a ocupar cargos públicos. Es hasta 1975 cuando la ONU promulga el día internacional de la mujer y se festeja por primera vez el 8 de marzo. Con respecto a este día, existen comentarios que por qué un día de la mujer, de acuerdo, mujeres somos todo el año; pero este día sirve para recordar que no todas las mujeres son libres, qué debido al machismo, a la ignorancia o por razones "culturales o religiosas" muchas mujeres alrededor del mundo sufren injusticias, abusos y marginación.

El conmemorar este día debe ayudar a crear conciencia y a reflexionar sobre todas estas situaciones y de hacer algo para remediarlo. Pasarón 36 años hasta el inicio de ONU mujeres la cual trabaja para la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. En 2011 la Asamblea General de las Naciones Unidas declara el 11 de octubre como el Día Internacional de la Niña, su idea es visualizar los problemas que enfrentan las niñas alrededor de todo el mundo. Más recientemente, el 22 de diciembre de 2015 se establece el día internacional de la Mujer y la niña en las Ciencias a celebrarse el 11 de febrero con el objetivo de darle mayor reconocimiento a la presencia de las mujeres en las diferentes áreas de STEM, y al mismo tiempo romper con estereotipos e impulsar a más niñas a interesarse en estas áreas, Hasta hace poco un comentario recurrente era ¿Por qué no hay un día del hombre en la ciencia?, la respuesta podría ser simple, sin dejar que en general tenemos que trabajar por generar más interés en niños y niñas en las áreas de ciencia, la verdad es que el porcentaje de mujeres en estas áreas es solo de alrededor del 30 por ciento.

En mi caso, al llegar a la facultad de ciencias solo había tres carreras: ciencias computacionales, ciencias físicas y matemáticas, de estas carreras solo alrededor del 35 por ciento de estudiantes eran mujeres y la mayoría de ellas estaba más dirigida a estudios de matemáticas y computación, y aunque había un número considerable de profesoras, nomuchas era físicas, sin embargo, durante los últimos años he podido apreciar como elnúmero de estudiantes mujeres en áreas STEM ha ido incrementando, y un factor que pudiera repercutir en que las mujeres se decidan por estas áreas y que además cuenten con el apoyo familiar (punto muy importante), es justo la visualización de mujeres que han contribuido con grandes avances en diversos campos de las ciencias, vale la pena recordar que en nuestro país la inclusión de mujeres en la universidad se logró a finales del siglo XIX cuando se les permitió entrar a la escuela normal y poco después, a pesar de muchas dificultades, algunas estudiantes lograron acceder a la escuela de medicina siendo Matilde Montoya la primer medico titulada.

Después de este breve recorrido por la historia se podría creer que existe un gran avance en la equidad de género, pero la lucha sigue siendo constante, día a día. Para concluir me gustaría comentar que las personas no deberían sentirse ofendidas por la búsqueda de la equidad de género, la idea principal de “equidad” es buscar la igualdad de oportunidades para cualquier persona, no perder o ganar un puesto u ocupar un lugar por el simple hecho de ser mujer u hombre, es que las condiciones para cualquier persona que busque superarse sean exactamente las mismas, que la forma de detectar capacidades sea objetiva y clara.

La lucha no es hacia el otro género o entre nosotras, es contra formas de pensar que se encuentran arraigadas en nuestras culturas, sociedades y/o costumbres que no permiten que avancemos, limitando a muchas niñas al rezago o a destinos que no precisamente son los que desearían. Es por eso, que cada una de las fechas de conmemoración que nos permitan darle voz a las que les tapan la boca o calla sus ideas deben de seguir aprovechándose para generar mayor conocimiento y conciencia, sobre lo que se ha hecho y lo que nos falta por hacer.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles