El Clausura 2020, un torneo perdido para Puebla

  • URL copiada al portapapeles

Omar RODRÍGUEZ


17 Feb 2020

En lo que resta del Clausura 2020, teniendo a Juan Reynoso como director técnico, Puebla no mostrará una mejoría considerable en lo que respecta a nivel futbolístico.

La Franja ya mostró su mejor cara y ésta no fue suficiente para conseguir los triunfos que hoy la tendrían fuera de la parte más baja de la tabla general.

Un éxito y un empate luego de afrontar seis fechas es todo lo que ha conseguido Puebla.

Cosecha raquítica, prácticamente nada para argumentar la estadía del técnico peruano al frente del equipo.

 

¿Reynoso es el único culpable?

Por supuesto que no porque a este alarmante momento hay que sumar como variables los errores individuales en el aparato defensivo, las fallas en zona de definición y también algunas decisiones arbitrales que le han jugado en contra al equipo blanquiazul; no obstante, éstas no pueden ser tomadas como una excusa para la cadena de malos resultados.

Lo que bien inicia no siempre bien acaba

Lo que en el partido con Atlas se percibió como un indicio hoy es una realidad: Juan Reynoso no podrá sacar adelante su proyecto al frente del equipo, ya sea porque su estilo para dirigir no es efectivo o bien, porque su plantel no tiene la calidad para cumplir con los objetivos.

En cualquiera de los casos el resultado es el mismo: el equipo camina con paso tambaleante y no se ve por dónde pueda erguirse y medianamente competir con sus rivales.

Un mes atrás se disputaba la fecha 2 del certamen y Puebla, contra todos los pronósticos, se quedaba con la victoria en el duelo efectuado en la casa de los Zorros del Atlas.

Quizá fue por el golazo del Polaco Menéndez o quizá porque las expectativas que generaba el equipo eran tan bajas que a pesar de no jugar bien y de ser dominado por los Rojinegros, el triunfo maquilló un rostro desencajado como el del equipo poblano.

Puebla no tuvo un buen desempeño en dicho partido, pero el resultado, lo que le da soporte a los técnicos, permitió que se pasara por alto el hecho de que el conjunto Camotero careció de momentos brillantes.

Luego llegaron las derrotas, obvias por el nivel expuesto en la tercera parte del certamen, y con ellas quedó en evidencia que Puebla, como está ahora mismo, no tiene con qué revertir su situación.

Tras su único éxito, Puebla apenas consiguió un punto con Santos puesto que, frente a Querétaro, Necaxa, América y Pachuca, el equipo luchó por momentos, pero el esfuerzo no alcanzó para conseguir algo más ante rivales que sin mayor problema terminaron por llevarse la victoria.

El Clausura 2020 ya es un torneo perdido para Puebla porque los números actuales y la tendencia indican que no podrá superar la barrera de las 25 unidades; sin embargo, todavía puede rescatarse algo, ya sea para mejorar el cociente o para hacer más decorosa la posición en la tabla, esto siempre y cuando se realice un cambio en la dirección técnica.

Por lo pronto, veremos si este viernes cuando Puebla reciba a Toluca, el cuadro local presenta argumentos futbolísticos como para prolongar la estadía de su técnico en el banquillo o bien, si ocurre lo contrario y el partido ante los Diablos se convierte en el último del peruano.

 

@RodriguezOmar83

omarrodrigueztello@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles