Un México feminicida

  • URL copiada al portapapeles

Tere MORA GUILLÉN


17 Feb 2020

Hoy sabemos que diez mujeres mueren de forma violenta cada día en nuestro México. En el mayor de los casos por violencia intrafamiliar, en otros por robo o secuestro, cada vez los homicidios de mujeres se realizan de manera más cruenta, ya no basta con ultimar, muchas de a poco son torturadas y hasta descuartizadas. Dejando a las familias rotas por el dolor, en muchos casos son madres solteras que dejan huérfanos a uno o más hijos. En todos los casos son pérdidas irreparables que me atrevo a decir enlutan no solo a las familias directas, sino a México en su conjunto.

Y lo anterior se refrenda cuando en días recientes mujeres de al menos nueve estados se manifestaron contra la violencia de género, y exigieron justicia para Ingrid Escamilla, quien fue asesinada por su pareja el pasado 9 de febrero.

Una de las concentraciones más numerosas tuvo lugar en Oaxaca, donde integrantes colectivos feministas y de la sociedad civil caminaron a la Fiscalía Especializada para la Atención a Delitos contra la Mujer por razón de género. A su paso, las mujeres alzaron la voz, clamaron justicia y dejaron en las paredes de los edificios sendos mensajes contra la impunidad en el caso de la joven.

Cierto es que desde hace tiempo la ética y los valores han quedado ausentes en el núcleo de la sociedad que es la familia. Cientos son los menores que pululan perdidos por nuestras calles y avenidas, que han sido raptados por delincuentes e introducidos en el mundo de la drogadicción; pequeños asesinos en potencia que sin nada que perder, carecen de un sentido por la vida y lo mismo les da vivir que morir; crecen torcidos y en un futuro no les importará delinquir, violar, o matar.

En nuestro México de contrastes, el llamado de las mujeres es un ya basta a la violencia de género. Es verdad que las integrantes del género femenino nos encontramos en situación de vulnerabilidad, no hay un Estado que nos proteja, hay leyes que pueden mejorarse y Ministerios Públicos que o no están capacitados de forma debida, o de plano no realizan su trabajo.

Es válido poner un alto para que las cosas marchen mejor en nuestro país, porque se imparta justicia y no quede impune ni un homicidio más de mujeres, deben exterminarse los feminicidios, una realidad basada en la injustificable creencia de que las mujeres somos inferiores a los hombres, que valemos menos.

Las manifestaciones están bien, por fortuna gozamos de libertad y podemos indicar lo que está bien y lo que no funciona; sin embargo a últimas fechas, vemos que en las marchas o plantones que se realizan en nuestro México, se infiltran grupos feministas que encapuchadas, y so pretexto de manifestarse en contra de los feminicidios, aprovechan para cometer pintas, quebrar vidrios, asaltar, golpear incluso a policías, etcétera.

Así es menester inculcar desde el seno de la familia la Cultura de la Paz, la autoestima, y el respeto de los unos por los otros. Algo hemos hecho muy mal porque nuestro mundo se ha revolucionado de forma vertiginosa desde hace tres décadas a la fecha. Hoy tenemos una sociedad más permisiva y jóvenes rebeldes e irrespetuosos a los que los propios padres temen, urge retomar valores desde el hogar e inculcar un ambiente de bienestar, una religión, una actividad como el deporte y la cultura a nuestras niñas y niños, con el fin de que tengan una mente y un cuerpo sanos.

Es necesario que padres de familia instruyan a sus hijas que nadie tiene derecho a hacer algo que ellas no aprueben y que, si ocurre, no es su culpa, en ningún caso. También enseñar a los hijos que ellos nunca tienen derecho a incomodar y agredir —física o verbalmente— a ninguna mujer, sea quien sea y vista como prefiera. Es momento de liberar a nuestro México del feminicidio, un delito que ya ha cobrado miles de vidas y ha dejado heridas profundas en nuestros corazones.

 

tere_mora_guillen@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles