Enfermedades que sobrepasan el tiempo

  • URL copiada al portapapeles


27 Feb 2020

Una pandemia es la propagación mundial de una nueva enfermedad y tal como ocurre con el coronavirus, las personas no tienen inmunidad contra ella, lo que aumenta las probabilidades de contagio

Enfermarse es algo que nadie desea, sobre todo cuando escuchamos palabras como epidemia y pandemia, porque inspiran miedo y de inmediato nos hacen imaginar un sistema médico saturado, mascarillas, escasez de medicamentos y en un incremento del número de muertes. Estas asociaciones son comprensibles, pero por ahora no tienen nada que ver con la definición de los términos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una pandemia es la propagación mundial de una nueva enfermedad y la mayoría de las personas no tienen inmunidad contra ella. Suelen ser causadas por patógenos o tipos de virus de reciente aparición. El grado de mortalidad dependerá de cada virus y del estado de salud de la persona.

Tampoco hay que confundirlo con la palabra endemia, pues esto se refiere a una amenaza constante y se presenta con regularidad en ciertas regiones; además, no aumenta con el tiempo. Un ejemplo de este tipo de enfermedades sería la malaria, que afecta a 300 millones de personas en todo el mundo cada año.

También existen las epidemias, que son enfermedades en una región determinada que supera el nivel promedio normal (endémico). Si los casos de enfermedad son limitados localmente, se les conoce como brote. Se produce cuando un virus muta y se vuelve más contagioso. Un caso sería la viruela, que fue introducida en América por los conquistadores europeos a principios del siglo XVI.

Las cinco pandemias más mortales de la historia son: 

Viruela

Es una enfermedad infecciosa causada por el Variola virus, de la familia Poxvirus. Ésta no sólo es la pandemia que más muertos provocó, sino que dejó a millones de personas desfiguradas a lo largo de la historia. Esta enfermedad provoca la aparición de pústulas (lesiones, protuberancias) que dejarán una marca que no se quitará en la piel. Su transmisión es mediante fluidos corporales y contacto directo, como el ébola.

Se cree que este virus apareció en el 10 mil adC y llegó a ser tan mortal que tan sólo el 30 por ciento de los afectados conseguía sobrevivir, muriendo por las altas fiebres, deshidratación y complicaciones derivadas. De acuerdo con los registros oficiales, al menos 300 millones murieron por este padecimiento durante esa época.

Sarampión

Caracterizado por provocar marcas rojizas en la piel, altas fiebres y malestar general, fue el responsable de la segunda mayor pandemia de la historia. La muerte se produce por inflamación pulmonar o de las meninges; además, se contagia mediante contacto directo y por el aire.

De acuerdo con registros oficiales, hasta el momento ha matado a más de 200 millones de personas. En la actualidad, la mayor parte de la población está vacunada contra el virus.

Gripe española

Esta pandemia acabó con la vida de entre 3 y 6 por ciento de la población mundial; es decir, que entre 1918 y 1920 murieron casi 100 millones de personas. Estuvo muy relacionada con la Primera Guerra Mundial, conflicto que ayudó a su propagación.

Su nombre se debe a que España fue el primer país en informar a la población sobre su existencia.

Peste negra o bubónica

Está relacionada con la Edad Media y los siglos posteriores a ésta.

 Es causada por la bacteria Yersinia pestis, un agente que continúa activo en poblaciones pequeñas y zonas rurales.

Se propaga a través de parásitos como las pulgas. Su origen podría estar en Asia Central, llegando a Europa a través de la ruta de Crimea, matando a 75 millones de personas, convirtiéndola en la pandemia de peste más letal de la historia.

 VIH o Sida

Es la quinta pandemia más importante de la historia moderna. Existe como enfermedad desde 1981. La enfermedad provoca que el sistema inmunológico funcione de manera deficiente, haciendo al cuerpo vulnerable a cualquier infección o malestar.

Se contagia a través de mucosas como semen, secreciones vaginales, sangre o leche materna del portador del virus. Actualmente ha acabado con más de 25 millones de personas en todo el mundo.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles