¿Qué aprendizajes nos deja el coronavirus Covid-19 para los centros de trabajo?

  • URL copiada al portapapeles

En las últimas semanas el tema central de las conversaciones dentro de los espacios de trabajo, con los amigos o familias, se centra en el tan sonado coronavirus Covid-19. Algunos comparten las medidas de prevención que están siguiendo, otros debaten sobre las acciones que está proponiendo el gobierno y el sector salud ante la contingencia, y en algunos casos, se habla de los miedos y preocupaciones en torno a los despidos que están haciendo las empresas derivados de la contracción económica presente.

Siendo Puebla una ciudad con una tasa de ocupación del 96.2%, de acuerdo a cifras publicadas en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, donde la mayoría de los trabajadores están vinculados con la industria de la transformación, se vuelve relevante identificar los nuevos esquemas de trabajo derivados de la contingencia pensando en evaluar su efectividad y permanencia en el futuro.

Entre las prácticas más comunes adoptadas por las organizaciones durante la contingencia, se encuentran:

Trabajo colaborativo virtual, para el cual, se requiere personal comprometido con las metas de la organización, con habilidades para el uso de plataformas tecnológicas, manejo de estrés, comunicación efectiva y seguimiento a acuerdos.

Toma de decisiones ágiles y a distancia, donde grupos de directivos, especialistas o líderes de área, se reúnen para analizar la información que se genera día a día, tanto interna como externa, con el fin de definir las acciones a seguir dentro de la organización. Poniendo en práctica su visión estratégica del negocio, asertividad para tomar decisiones y el análisis de problemas críticos.

Empoderamiento para la toma de decisiones, dando como resultado el involucramiento del personal en la toma de decisiones, el establecimiento de procesos más ágiles y eficientes.

Quisiera pensar que, después de este periodo atípico de trabajo, lograremos capitalizar los aprendizajes derivados de este confinamiento incorporando este tipo de prácticas a nuestro quehacer diario, con lo cual, no solo evolucionará la cultura de trabajo dentro de las organizaciones, sino aprovecharíamos para romper viejos paradigmas sobre los estilos de liderazgo, el trabajo colaborativo y la autogestión.

Y para todas las personas que en este momento cuentan con un empleo, los invito a aprovechar esta época de trabajo a distancia para evidenciar que no se requiere “capataces” que nos estén obligando a cumplir con nuestros compromisos profesionales, promover una cultura de confianza y profesionalismo, y asumir un rol proactivo en beneficio de todos.

 

La opinión expresada en este artículo es responsabilidad del autor y no refleja el punto de vista del Tecnológico de Monterrey.

 

Mtra. Diana N. Guerrero García

Director de Vinculación con Socio Formadores Región Sur y Puebla

Tecnológico de Monterrey

Twitter: @ndiana_guerrero

LinkedIn: https://mx.linkedin.com/in/dguerrero

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles