COVID-19 y el virus fatal de los medios de comunicación

  • URL copiada al portapapeles

Sin duda estos últimos días han sido de mucha tensión para los gobiernos, la gente y los negocios por el ya muy famoso Coronavirus o Covid-19; a causa de los medios de comunicación y redes sociales que alarman a la población con cifras que se ven en distintos países incluyendo el nuestro y las medidas que se están implementando por el gobierno federal, pero sobre todo el aspecto económico que provoca que los negocios grandes y pequeños se encuentren cerrados por la contingencia, lo que evita la generación de ingresos.

Visiblemente las calles están desiertas, la gente guardada en sus casas tratando evitar algún contagio y realizando las medidas sanitarias, que en lo personal, no sé si un tapabocas o gel antibacterial evite o inhiba la propagación.

Lo preocupante aquí es que un asunto de salud pública, el Covid-19 está generando efectos secundarios y masivos, pareciera que nos encontramos con el efecto mariposa del matemático estadounidense Edward Lorenz quien nos plantea que las pequeñas acciones nos pueden provocar grandes cambios o también que la existencia de una acción puede provocar una serie de situaciones o acciones sucesivas que causan un efecto considerable que no parece corresponderse con la situación o elemento que la empezó.

Tensión, pánico, estrés, falta de ingreso económico y hasta críticas entre los políticos pro gobierno y sus detractores son algunas de las consecuencias de esta pandemia en la gente de nuestro país, estado y municipio.

Lo que sí creo es que en medio de tanta pseudo información o la falta de la misma y de argumentos lo que provoca es una incertidumbre, lo que estamos viendo como dice Giovanni Sartori es lo que nos mueve los sentimientos y las emociones protestas, lamentos entre otras cosas: qué no se toman la medidas necesarias, qué falta prevención, qué es un virus que no existe, “qué solo les da a los ricos”, que si conoces a alguien a quien le haya dado, en fin, aterra pensar que la gente terminará pensando que es una profecía maligna, aunque más que el virus lo que nos matará es como dice el empresario mexicano Ricardo Salinas, el hambre, porque ante la parálisis, sin ser economista, se prevén situaciones adversas que son las que los gobiernos deberían atender, no basta con adelantar los apoyos porque en unos meses ya no tendrán dinero y las deudas será el peor de los virus que traerá desde aumento de la delincuencia hasta quizá los suicidios por la falta de recursos económicos.

Toca a los medios de comunicación en coordinación con los políticos cambiar esa percepción, dejando atrás la manipulación de la información y controversia sin argumentos, acerca del tan mencionado Coronavirus o Covid-19 porque juntos ya ejercen el poder en las mentes, los cerebros y la atención humana sino las consecuencias, que seguramente se tienen previstas, serán fatales y no se aprovecharía esta crisis para crear e innovar.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla.

 

Mtro. en Opinión Pública y Marketing Político

Twitter @JGerardoGalicia 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles