Las fuerzas del orden ante el COVID-19

  • URL copiada al portapapeles

La modificación de la vida cotidiana nos está dejando sorprendidos. Independientemente de las características de las medidas de confinamiento y cese de actividades que ocurre a lo largo del planeta, en México ha iniciado un gran debate sobre las afectaciones económicas que esto implica y, sobre todo, la situación a la que se enfrentarán millones de mexicanos, derivada de la desigualdad, la calidad de vida y el ingreso mínimo que obtiene esa mayoría. No serán tiempos sencillos.

La información que gobiernos, organizaciones y medios de comunicación difunden reiteradamente anuncia la tan conocida sentencia #QuédateEnCasa, como la disposición que mayor empuje puede dar para lograr el llamado “aplanado de la curva” de contagio de este coronavirus.

Claro es que los esfuerzos de comunicación para la prevención en esta crisis están abocados a la población en general. Pero también hay quienes a pesar de las medidas contribuyen con su trabajo a sanar a quienes están contagiados y a mantener el orden y el Estado de Derecho para no agravar más la situación que estamos viviendo. Los gobiernos no paran ni pararán, eso incluye a las fuerzas del orden, aquí y en todos los países que padecen la epidemia que está por alcanzar el primer millón de contagios.

En cada nación bajo su propia estructura jurídica y estructura de acción, las fuerzas del orden realizan ya actividades que van desde la difusión de las medidas mínimas de prevención entre la población, hasta patrullajes intensos para restringir la movilidad en el espacio público. Todo depende de las medidas dictadas por el gobierno, pero la institución policial está presente. En algunos casos, como el de México, la presencia delictiva no cesa y la estrategia de combate al crimen continúa.

El 26 de marzo pasado, la Organización International de Policía Criminal mejor conocida como Interpol, organización intergubernamental que cuenta con 194 países miembros, entre ellos México, publicó una serie de directrices para las fuerzas del orden en el marco de la presencia del COVID-19.

El documento menciona la importancia de colaborar estrechamente con las autoridades sanitarias y que en todo momento las medidas de intervención que se ejerzan estén alineadas a las legislaciones aplicables nacionales e internacionales. También resalta que la salud de las y los agentes del orden y de sus familias no debe dejar de ser una prioridad para las instituciones.

La Interpol insta a los organismos encargados de la aplicación de la ley a través de las siguientes dos directrices: primero, garantizar la aplicación de las disposiciones de salud pública en su actuar al apoyar labores de restricción de la movilidad, mantenimiento del orden público, rastreo de contacto entre posibles contagios, apoyo en el suministro de insumos para la contingencia y en su comunicación al público. Siempre protegiendo su propia salud con el equipo adecuado para ello.

Segundo, prevenir la actividad ilegal que surge a partir de la crisis. La Interpol enuncia actividades ilícitas que ya han ocurrido actualmente como la contaminación y contagio deliberado del virus, la comercialización de productos médicos falsos o falsificados, fraudes y estafas por teléfono, correo, redes sociales y todas las ramas de la ciber delincuencia. También hace mención de aquellas personas que se hacen pasar autoridades sanitarias para engañar a sus víctimas.

El documenta concluye con la importancia de que existan redes como Interpol que se esfuerzan en garantizar que toda información policial esencial siga llegando a donde se requiere. Y es que en realidad estos son tiempos de colaboración, de inteligencia colectiva y de comunicación entre autoridades y personas. Es tiempo de quedarse en casa para quienes puedan, así como cuidarse en su labor diaria para quienes deben salir de trabajar. Nuestro reconocimiento para quienes lo hacen por cumplir con su deber.

 

Director de Comunicación del @CCSJPuebla, @IvanJuarezJPue

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles