Las oportunidades detrás del desempleo

  • URL copiada al portapapeles

En estos días he tenido la oportunidad de platicar con algunos profesionistas que, derivado de la contingencia y el paro de las actividades económicas, han perdido su trabajo. Varios me comentan que los invade la frustración, ansiedad y el estrés. No perciben mejoras en el entorno económico y por ende la apertura de nuevas plazas de trabajo. 

Al intentar darles algunas palabras de aliento, me vino a la mente la filosofía japonesa “kintsugi” que hace referencia al arte japonés de reparar lo dañado, enalteciendo las imperfecciones. Es decir, si nos sentimos “rotos” y sin esperanza, ¿cómo podríamos volver a unir nuestros pedazos para salir al mundo laboral?

Si nosotros fuéramos una taza o plato roto, de acuerdo a la filosofía del “kintsugi” tendríamos que optar por reparar la taza o plato, en lugar de botarlo a la basura; es decir, juntar los pedazos, unirlos y pintar de oro las grietas que se generaron para poder destacar las imperfecciones. Lo que se logra es algo nuevo y útil, tan lindo, como la filosofía que está detrás. 

Ahora bien, si nosotros perdimos el trabajo y estamos “rotos por dentro” al no encontrar opciones para reincorporarnos a la vida profesional o poder subsistir económicamente ante esta contingencia, yo te diría:

· Reúne tus pedazos: has un inventario de lo que sabes, tus competencias y habilidades, y muéstralo como una fortaleza en tu CV o perfil profesional; investiga qué necesitas saber para ser atractivo para los empleadores en este momento, utiliza internet y las plataformas educativas para actualizarte y obtener conocimientos para los puestos de trabajo a los que vas a aplicar; capacítate, actualízate y capitaliza tu tiempo libre en hacer una búsqueda efectiva de nuevas oportunidades de empleo. Recuerda, esta situación es temporal, no definitiva. 

· Pega tus pedazos: acepta que no está en tu poder el cambiar la situación derivada del COVID 19, los problemas económicos o el entorno social del país; suelta tus miedos y trata de seguir adelante. Trabaja en tu confianza, resiliencia y salud mental, tienes el poder de elegir la actitud con la cual vas a enfrentar esta situación. 

Después de esta contingencia, las empresas van a querer contratar a personas que sepan afrontar las crisis y la incertidumbre, que tengan un manejo adecuado de sus emociones y que resuelva problemas, no que se quejen. Puedes destinar tiempo a conectar con viejos amigos, conocidos y colegas, ya que uno de los métodos más eficientes para encontrar un empleo es por medio de recomendaciones. 

· Pinta las imperfecciones de dorado: esta situación te está sacando de tu zona de confort, lo cual, no siempre es un proceso agradable, confía en que a largo plazo esta situación te conectará con nuevas personas, tendrás nuevas experiencias y aprendizajes y por ende, nuevos logros, “solo si la taza está vacía puede recibir más café”, es decir, solo si decides empezar de nuevo podrás aprovechar las oportunidades que están en el entorno. 

No tengas miedo en pedir apoyo para la búsqueda de empleo, los mexicanos somos solidarios y nos sentimos bien ayudando. Hoy por ti, mañana por mí. 

 

Mtra. Diana N. Guerrero García 

Director de Vinculación con Socio Formadores Región Sur y Puebla

Tecnológico de Monterrey
Twitter: @ndiana_guerrero

LinkedIn: https://mx.linkedin.com/in/dguerrero

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles