¿Estás listo para regresar a la nueva normalidad en el trabajo?

  • URL copiada al portapapeles

A partir de mañana 1 de junio, muchos centros de trabajo volverán a retomar sus actividades productivas, por lo cual solicitarán a su personal regresar a sus actividades presenciales. Sin embargo, esto no significa que como empleados podamos retomar la rutina que seguíamos antes de que iniciara el periodo de contingencia. 

Sin importar el sector al que pertenezca tu centro de trabajo, éste estará obligado a integrar un protocolo de higiene y seguridad para evitar contagios entre su personal por Covid-19, con lo cual, el reto para los trabajadores será adaptarse a la nueva normalidad

Los lineamientos técnicos que presentó la Secretaría de Economía el pasado 18 de mayo se dividen en 4 categorías: sana distancia; el control del ingresos-egresos de trabajadores; las medidas de prevención de contagios dentro de la empresa; y el uso de equipo de protección personal. 

Si tomamos en cuenta que el objetivo es reactivar las actividades económicas corriendo el menor riesgo posible, considero que sería muy útil que no sólo los centros de trabajo se preocupen por cumplir con los lineamientos técnicos, sino que los trabajadores también nos ocupemos de entender, comprender y llevar a la práctica las recomendaciones que nos permitirán preservar nuestra salud y la de nuestros seres queridos. 

¿Cómo te estás preparando para esta nueva normalidad? 

Analicemos algunos aspectos de los lineamientos técnicos. En primer lugar, ¿cómo vamos a mantener una sana distancia, si ésta aplica desde que tomamos el transporte al trabajo? ¿Tomarás el camión o llevarás tu propio auto? ¿Saldrás más temprano de casa para poder checar a tiempo? Recuerda que el acceso no podrá ser tan ágil como antes, pues necesitamos mantener una separación mínima entre las personas. ¿Ocuparás el mismo escritorio, o el tuyo se tendrá que quedar vacío para respetar la sana distancia? ¿Llevarás tus propios alimentos o utilizarás el servicio de comedor? ¿Cómo serán los turnos para ocupar el sanitario, y cómo nos aseguraremos de que está libre del virus? 

Si eres de los que olvidaban la credencial en casa, ¿cómo vas a recordar no tocarte la cara durante el día, usar jabón antibacterial, gel, careta o cubrebocas? 

¿Cómo vas a saludar a tus compañeros después de haber pasado tanto tiempo alejados físicamente? Adiós al saludo efusivo de beso en la mejilla, choque de manos o palmada en la espalda. También se tendrán que dejar de lado las juntas de pasillo o las reuniones a la hora de la comida, el partido de futbol de los sábados y la partida de pastel para los cumpleañeros del mes. 

No podrás ni pedir una pluma prestada, porque las normas incluyen no compartir herramientas de trabajo y objetos personales. Podría continuar, pero la lista podría ser innumerable. 

Nuevamente hago la pregunta: ¿estás listo para regresar a la nueva normalidad? 

En mi opinión, es importante recordar que no vamos a regresar al mismo lugar de trabajo que dejamos cuando inició la contingencia; vamos a regresar a la nueva normalidad y lo que eso conlleva. Y el objetivo de salvaguardar nuestra salud no sólo es de los centros de trabajo, sino que deberá ser un objetivo personal. 

 

* Directora de Vinculación con SocioFormadores Región Sur 

Tecnológico de Monterrey 

@ndiana_guerrero 

https://mx.linkedin.com/in/dguerrero 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles