México tiene un asiento en el Consejo de Seguridad

  • URL copiada al portapapeles

Con 187 votos a favor de 192 posibles, México logra consolidar un asiento como Miembro No permanente en el Consejo de Seguridad del sistema de Naciones Unidas para el periodo 2021-2022.

Por quinta vez en su historia dentro de Naciones Unidas, México vuelve a ocupar un asiento en el órgano de la ONU encargado de velar por la paz y la seguridad internacionales. Siendo México el único representante de la región latinoamericana, el lugar de nuestro país estaba casi asegurado; no así los casos de Canadá, Irlanda y Noruega, que debieron disputarse su asiento en una fuerte votación.

De acuerdo a los comunicados de prensa de las Secretaría de Relaciones Exteriores, los temas prioritarios de México dentro del Consejo de Seguridad serán la solución pacífica de controversias, perspectiva de género, completo apego al Derecho Internacional y respeto a los Derechos Humanos. Al mismo tiempo, el compromiso de México en la protección de los civiles en conflicto, será otra de las prioridades en la agenda de nuestro país ante este organismo.

Si bien la elección de México como Miembro no Permanente representa un logro importante para la diplomacia de nuestro país, también es verdad que nos esperan retos importantes. El primero de ellos será la capacidad que tenga nuestra misión permanente para compaginar el discurso interno con las proyecciones ante el Consejo de Seguridad. De sobra son recordados los tropiezos diplomáticos dados durante el sexenio de Vicente Fox, donde en su momento había tres discursos diferentes entre nuestro entonces mandatario, el excanciller Jorge Castañeda y el difunto Adolfo Aguilar Zinser, embajador de la Misión Permanente de México ante Naciones Unidas.

Otro de los retos de México ante los nuevos compromisos que emanan de su designación son la lucha por la paz y la seguridad internacionales en un sexenio que, por mucho, ha superado la violencia de administraciones anteriores, y la percepción de inseguridad sigue aumentando. Será interesante ver cómo logramos articular un discurso en el esquema internacional sin vernos ensombrecidos por la falta de pericia de nuestra nueva administración en términos de seguridad, como lo demuestra el índice de paz global publicado por el “Institute for Economics and Peace”, posicionando a México como uno de los países menos pacíficos a nivel internacional.

Por último y no menos importante, creo que el principal reto al que se enfrentará México dentro del Consejo de Seguridad será maniobrar el discurso de paz dentro de un escenario internacional repleto de perfiles en el poder con características bastante puntuales. Características que distan mucho de ser partidarios del consenso o la solución pacífica de controversias.

Así pues, México se enfrenta al reto de proyectarse ante el escenario internacional de una manera que puede no ser congruente con la realidad que atraviesa nuestro país, y que probablemente nos lleve a perder la credibilidad que tanto le ha costado a la diplomacia mexicana ganar a lo largo de estos años.

 

* Profesor de tiempo completo

Departamento de Relaciones Internacionales y Ciencia Política

Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno

Región Sur

Tecnológico de Monterrey

Tel: +52.222.303.2000 Ext. 2129

mfloress@tec.mx

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles