No olvide que la espero

  • URL copiada al portapapeles

Xiomara SARABIA


06 Jul 2020

Hace unos meses términos como “coronavirus”, “covid”, “pandemia”, “confinamiento” y “distancia social”, nos parecían tan lejanos y ajenos que no reparamos en lo que podían significar y que con el tiempo tuviéramos que incorporarlos a nuestro vocabulario y sobre todo a nuestra vida.

Nadie pensó que esta situación durara tanto, que nos pegara tan duro y nos esté arrebatando tanto y a tantos, que el encierro sería la cotidianidad, que los tapabocas nos quitaran la oportunidad de brindar y recibir una sonrisa, que para salir a comprar lo esencial tuviéramos que equiparnos como solamente lo habíamos visto en películas post apocalípticas y sobre todo que un halo de incertidumbre nos cubriera de tal manera.

Nos tuvimos que encerrar, olvidar los abrazos y besos, no ver a nuestros amados viejos y tratar de explicar “la nueva normalidad” a los más pequeños.

Las tristezas nos invaden, las perdidas nos calan profundo, los miedos resurgen, las dudas nos comen y la espera es interminable.

Y sin embargo, hoy escucho una canción que me dice: “No olvide que la espero…no espere que la olvide” y si bien queda más para aquellos que están “emparejados”, me brinda algo de esperanza general, que de esta situación nos repondremos y volveremos a estar juntos, que encontraremos la manera y formas (siempre cuidándonos) de acercarnos, de besarnos y abrazarnos, de mirar, sentir y aprender de nuestros viejos, de acompañar a los más jóvenes a formar un nuevo mundo (esperando que no repitan nuestros errores) y sobre todo que aquellos que amamos a pesar de que estén lejos no nos olvidan y que nosotros debemos de recordarles que tampoco esperen que los olvidemos.

Es así que elijo, y les invito a hacerlo, a sentir muy cerca a aquellos y aquellas que amamos y están lejos, a pensarlos y sentirlos, sabiendo que también nos extrañan, pues hoy les quiero recordar que a pesar de saber que falta mucho para recuperarnos, no es más de lo que ya llevamos… y sonrío… y espero ustedes lo hagan conmigo.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles