Una Visita sin sabores

  • URL copiada al portapapeles

Agresiones a derechos fundamentales durante la pandemia.

Superan muertes por COVID a la Violencia.

 

 

Para algunos los fieles seguidores de Andrés Manuel López Obrador, se trató de un gran logró, una visita en la que el Presidente de la República, se olvidó de agresiones y agravios del pasado y destacó la coordinación y colaboración de los Gobiernos de México y los Estados Unidos. Atrás quedo la política antiinmigrante del Presidente Donald Trump, y los cientos de mensajes en torno a que México no hacía su trabajo, y por ello llegaban los migrantes hasta la frontera de México con los Estados Unidos.

Se olvidaron rápidamente las críticas y ataques que derivaron en el relevo de Tonatiuh Guillén, como Comisionado del Instituto Nacional de Migración, por ponderar los Derechos Humanos en la política migratoria de México, y el plan emergente para retener con la Guardia Nacional a los Migrantes en la Frontera Sur de nuestro país.

Para otros, la gira fue un total fracaso; la rendición del Gobierno Mexicano ante la fuerza, la prepotencia, y los malos modos de Donald Trump. Andrés Manuel López Obrador, se olvidó de los mensajes de sus conferencias mañaneras, y tomó un discurso ágil, que han evaluado 45% más fluido que lo que hemos visto a diario en Palacio Nacional.

Desde la visión de los medios norteamericanos, la visita no represento más que la inclusión de un par de fotografías en primera plana, sin mayor sobresalto ni análisis adicionales. Mientras que para Joe Biden, Candidato Demócrata a la Presidencia de los Estados Unidos, fue el marco para recordar el racismo y xenofobia que en contra de México, y los latinos ha utilizado Donald Trump. Joaquín Castro, Presidente de los Congresistas Hispanos, aprovechó para reiterar las acciones, y la agenda política antinmigrante del Gobierno norteamericano.

Lo real es que de manera cotidiana, observamos una mayor polarización entre nuestra sociedad, cada día se pierden los puntos intermedios, y aumentan las voces y manifestaciones a favor o en contra de Andrés Manuel López Obrador, y la auto denominada Cuarta Transformación. No hay análisis o razonamiento, todo se ha tenido que tornar bueno o malo, lo que propicia enfrentamientos, ruptura, y nos lleva a un escenario nada deseado de polarización, que puede traducirse en un alto riesgo de enfrentamiento y ruptura.

Tómelo con atención.- Como muy preocupante deberíamos tomar el Informe que la semana pasada, presentó la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación; en el que se indica que a partir del 15 de marzo, en que se decretó la emergencia sanitaria por pandemia en nuestro país, se han registrado más de 140 agresiones contra defensores de derechos humanos y periodistas en México.

El informe revela que son Chiapas y Oaxaca, los estados que registran mayores situaciones de riesgo al presentarse más de 32 casos, 18 en Chiapas, y 14 en Oaxaca. Lo anterior, evidencia la vulnerabilidad en la que se encuentran periodistas y defensores de Derechos Humanos, al realizar sus labores cotidianas, lo que se traduce en detrimento de los derechos fundamentales en México.

Tómelo con interés.- Finalmente esta semana a casi cuatro meses de declarada la emergencia sanitaria por la Pandemia Mundial de Coronavirus, las muertes por el virus lograron superar las altas estadísticas de muertes por violencia en nuestro país. Aunque ahora el riesgo de morir por COVID19 en nuestro país ya es mayor, se superó al porcentaje de probabilidades de fallecer víctima de la delincuencia, y la violencia que vivimos los mexicanos, desde hace poco más de diez años.

Carlos Santos Burgoa, Director de Políticas de Salud Global de la Universidad George Washington, destacó que el índice de mortalidad por COVID-19 en México, es 24 por ciento superior que fallecer por enfermedades cardiovasculares, 4.9 veces más que los accidentes de tránsito, y 5.5 veces más que los homicidios totales registrados en nuestro país. Ante esta situación, Santos Burgoa, quien se desempeñara en el pasado como titular de la Dirección de Promoción y Prevención de la Salud, afirmó que para responder a la Pandemia, sería necesario un ejército de profesionales promotores de la salud, para el rastreo efectivo de las redes de contacto de las personas contagiadas.

El académico destacó que es urgente que las autoridades mexicanas, den un giro a la estrategia para atacar el COVID-19, es necesario identificar los casos, rastrear redes de contacto, identificar y capear los entornos más riesgosos, buscar a la población con probabilidades desiguales, y contener. Es indispensable se construya un Servicio Nacional de Salud Pública, que dé respuesta desde el orden local, regional, y nacional, a la situación que se presenta en México.

 

* Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana.

* Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.


Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles