El Nuevo Orden Mundial

  • URL copiada al portapapeles

Una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial fue necesario establecer las reglas del juego, que serían aplicables al derecho y relaciones internacionales, con la finalidad de mantener la paz y estabilidad en el mundo. Nadie quería que otra guerra de tal magnitud pudiera volver a suceder porque las consecuencias podrían ser devastadoras.

Hoy en día, quizás por el acceso a la información y las redes sociales, las personas podemos informarnos en pocos minutos de sucesos que acontecen a miles de kilómetros de donde nos encontramos. El gran riesgo de estos momentos son las “fake news”, noticias falsas que causan confusión e inestabilidad ante acontecimientos importantes.

Me parece que el Coronavirus es un excelente ejemplo de “fake news”. Gente publica en redes sociales información que ni siquiera les consta. Las personas tienden a darle en “compartir” a noticias que les resultan interesantes sin reparar en las consecuencias de hacer viral una noticia falsa o sin fundamentos.

El otro día me encontré con un artículo que decía “Todo es culpa de Bill Gates, él está detrás del nuevo orden mundial”. Para poder asegurar tal declaración, sería necesario establecer cuales serían las nuevas instituciones y organismos internacionales que garantizarían este supuesto “nuevo orden mundial”.

Claramente el Covid19 ha cambiado y cambiará nuestras vidas, sobre todo en el futuro próximo. Muchas personas han perdido su empleo, las actividades de recreación y esparcimiento han sido canceladas o limitadas. Ciertos sectores que antes tendían a crecer económicamente se han enfrentado a una crisis inigualable. Pero, me parece muy irresponsable asegurar, sin pruebas, que alguien está detrás de todo con un “plan macabro para dominar el mundo”.

Me parece, que lo más importante es que todos estemos conscientes de que la realidad ha cambiado. Nosotros los humanos debemos ser conscientes de que no somos dueños del mundo, que somos vulnerables ante enfermedades y desastres naturales.

Para poder enfrentar esta situación de la pandemia lo más importante de todo es tomar precauciones y consciencia. No podemos llevar a cabo nuestras actividades diarias, haciendo de cuenta que no pasa nada. Las fiestas y eventos sociales pueden esperar. Si todos hiciéramos esto de manera correcta, nuestro país podría estabilizarse más rápido.

¿Pero, por qué no pasa esto? Porque muchas personas aún no han aceptado que esta “nueva normalidad” no se parece en nada a la que tenían antes. Que ahora tienen que mantener 2 metros de distancia con sus familiares y amigos, que no es posible ir a la fiesta del pueblo o a los 15 años del hijo del compadre.

Hay que hacernos a la idea, falta mucho para que todo vuelva a ser como antes, quizás ese día nunca llegue. Pero, hoy por hoy, hay que aceptar nuestra nueva realidad. Una realidad en la que somos más conscientes, más solidarios. Somos mexicanos, lo demostramos en el temblor del 85, en el de 2017 y tantos otros desastres naturales, juntos vamos a salir de esta nuevamente.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles