Horizontes

  • URL copiada al portapapeles

Tere MORA GUILLÉN


27 Jul 2020

En días recientes conocimos que de los 35 países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), México es el peor lugar para criar una familia, de acuerdo a la firma australiana Asher & Lyric.

El ranking "Raising a familiy index", que mide si una nación es la adecuada para criar una familia toma en cuenta 30 fuentes internacionales, y considera seis variables: Salud, Educación, Seguridad, Felicidad, Tiempo, y Costo de Vida.

Vemos que México es el peor país en salud, subíndice que mide la tasa de maternidad materna y la mortalidad de menores de cinco años, la demanda insatisfecha en la planificación familiar, la exposición a la contaminación del aire y la esperanza de vida.

También se ubicó como el peor en seguridad, que contempla índice de homicidios, de ley y justicia, de paz global, de tiroteos en escuelas, y de derechos humanos.

Además fue el peor en Educación, que incluye la tasa de matrícula de estudiantes de diversas edades, rendimiento en lectura, en matemáticas, y en ciencias.

En tiempo fue el segundo peor, sólo detrás de Estados Unidos.

Los elementos analizados son horas trabajadas por empleado, licencias de maternidad remunerada, de paternidad remunerada, por enfermedad remunerada, y de vacaciones remuneradas.

En felicidad quedó en quinto lugar, y sólo en Costo de vida no figura entre los cinco peores.

Difícil panorama para nuestro México, estamos perdidos, debido a la falta de educación, a la inseguridad y al mermado bolsillo de los mexicanos, que no ayuda en nada para las condiciones actuales. Desde luego en felicidad ahí la llevamos gracias a nuestro carácter bullanguero y festivo que sale a relucir incluso en los peores momentos.

La grandeza de nuestro México es su gente, porque en crisis siempre hemos vivido, y tenemos a las madres más preocupadas por sus retoños, seguro a todos nos encomiendan a las Virgen de Guadalupe, madre protectora que nos abraza, y vela eternamente por nuestra nación.

Cierto es que los valores familiares son el conjunto de creencias, principios, costumbres, relaciones respetuosas, y demostraciones de afecto que se transmiten de generación a generación, La familia es la base de la sociedad... Los valores familiares fortalecen los lazos de unión, respeto, y confianza.

También es verdad que ahora pasamos momentos difíciles por la pandemia que no deja de abatir a los mexicanos, los servicios de salud saturados, y la economía desde luego por los suelos. Muchos carecen de un empleo, y quiero pensar que aún hay gente buena que tiende la mano a los más desprotegidos.

Difícil también ha sido durante la pandemia por Covid-19, no dar besos, abrazos y apapachos. Segura estoy del que el mexicano subsiste y sale a flote por el cariño, y el contacto físico que nos genera un beso, un abrazo, un apretón de manos, y una palabra cálida.

Por lo anterior vivimos tiempos de distanciamiento social, y a pesar de las cifras de encuestas, los mexicanos nos extrañamos, echamos de menos a los familiares, amigos, y hasta a las personas que forman parte del paisaje urbano, con quienes normalmente teníamos contacto cotidiano.

Y a pesar de todo, del Coronavirus, del cansancio y hasta del hastío, habremos de salir adelante de ésta situación, hoy hay tristeza y desánimo por las pérdidas de seres queridos, otros nos seguimos cuidando y permanecemos en nuestros hogares, unos más han retomado labores algunos a distancia, otros ya salen a trabajar. En fin que de esta habremos de salir a flote con ahínco, y la fortaleza que nos caracteriza, a un mundo nuevo, porque aquel que conocimos ya no es más. 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles