ARANJUEZ

  • URL copiada al portapapeles

 

Hace una semana viajamos a través de la imaginación y estas páginas a Toledo, una gran lugar cercano a Madrid, ahora nos toca seguir visitando la zona, y llegaremos a Aranjuez, lugar de increíble paz y también de recuerdos, ya que lo primero que llega a la menta es el famoso concierto de Aranjuez de Joaquin Rodrigo inspirado en los Jardines del Palacio Real de Aranjuez.

Aranjuez es una Real Villa de la zona sur de Madrid. Está situado a la ribera del río Tajo, y se caracteriza por ser un lugar donde existen muchos puntos de interés turístico, ya que era el sitio de descanso de los Reyes en los veranos del siglo XVIII.

¿QUE HACER?

Aranjuez no es sólo sus jardines y Palacios, es mucho más. Evidentemente es imposible desligar la ciudad de su componente histórico, de su Palacio Real, de la Casa del Labrador, del Museo de Falúas o de los jardines del Príncipe o de la Isla, visitados todos los años por cientos de miles de turistas. Pero existen otras posibilidades, si cabe, tan atractivas, para diferentes tipos de turismo.

Aranjuez es un inmenso monumento verde. Su río, su entorno natural, los sotos históricos, ofrecen parajes únicos y que a veces son poco conocidos por el visitante. A la alternativa del turismo histórico y cultural, también se le puede ofrecer la del turismo natural o medioambiental.

Las Doce Calles, un entramado de paseos arbolados que rodean las Huertas Históricas de Aranjuez. Cada árbol centenario de los que los forman es un monumento por sí solo. Su configuración, elaborada en su día por la mano del hombre y constituida como un paraje único en el mundo, hace que en estos momentos se esté en trámite para su declaración como Paisaje de la Humanidad.

Recuperar los paseos a caballo por estas zonas es uno de los retos sobre los que se está trabajando desde las diversas administraciones. El Mar de Ontígola, área protegida y de singular interés por la variedad de especies animales y vegetales que lo pueblan, es otra de las zonas de obligada visita.

El Rio Tajo, es fuente de vida para la ciudad. A pesar de su deterioro en los últimos años sigue siendo de un atractivo incuestionable. Los paseos en barca por su cauce o a pie o en bicicleta por sus riberas ofrecen un singular encanto.

Pero el entorno urbano del Casco Histórico de Aranjuez ofrece también oportunidades al visitante de un extraordinario valor. Un casco con un trazado regular y único. Edificios y monumentos con un evidente valor histórico como el Hospital de San Carlos, las Iglesias de San Pascual, Alpajés y San Antonio, el Antiguo Cuartel de Pavía, el Palacio de Godoy, la Plaza de Toros, que en 1997 cumple su segundo centenario, las corralas del casco, etc.

En definitiva, unos atractivos variados que unidos a otros factores como la riqueza gastronómica, la oferta cultural ofrecida es una oferta de ocio en pleno desarrollo y el especial encanto que ofrece esta ciudad, hace de Aranjuez un lugar obligado, no sólo de paso para todos sus visitantes.

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles