La fuerza de los mexicanos para contrarrestar los efectos de la pandemia

  • URL copiada al portapapeles

Los mexicanos siempre hemos mostrado unión en las buenas y en las malas. De la misma manera que salimos a festejar cuando gana la selección de futbol, también nos ayudamos cuando hay desastres naturales como huracanes y temblores. En donde los actos de los compatriotas son verdaderamente heroicos. En el temblor de 1985 vimos como las personas salieron a la calle a buscar a las personas que pudieron haber quedado atrapadas bajo los escombros.

La actual pandemia no es la excepción. El tratar de consumir en los comercios locales o apoyar a través de donaciones a los más necesitados son pequeñas acciones que hacen la diferencia. Permitir que el restaurante pague menos renta en estos momentos, o darle un plazo al inquilino que acaba de perder su trabajo es lo que nos distingue como sociedad solidaria y fuerte.

Ya los especialistas están afirmando que está será una de las peores crisis de la historia, incluso peor que la de 1994. Es por esto, que necesitaremos sumar esfuerzos, ser solidarios y trabajar fuerte. No podemos esperar que el gobierno nos de todo y extender la mano. Es la iniciativa privada, los pequeños negocios, la principal fuente de empleo de este país. El problema ahora es que muchos de ellos han sufrido grandes pérdidas económicas e incluso muchos de estos jamás podrán volver a abrir sus puertas al público.

Lo que tenemos que hacer ahora es apoyarnos entre nosotros. Si yo abro un restaurante y tú abres una tienda de abarrotes, pues sencillamente yo te compro a ti en tu tienda mientras que tú vienes a comer a mi restaurante y así con todos los pequeños negocios que busquen emprender y luchar en estos momentos tan difíciles. A diferencia de los que algunos piensan, los empresarios no son el enemigo. Ellos son quienes arriesgan su capital día a día aportando a que nuestro país sea económicamente estable.

¿Qué hace un empresario o una persona que busca abrir un negocio? Probablemente pide un préstamo, u ocupa los ahorros de toda su vida para poder abrir un negocio propio. Después contrata a alguien que lo ayude con la caja, a otro que lo ayude a repartir, etc. A pesar de no ser un negocio enorme es uno que está generando empleo para 2 o 3 personas. Estas personas al tener un ingreso a su vez pueden ir a comer a un restaurante o ir al cine. El restaurante y el cine están recibiendo este dinero mientras que ellos también están contratando a otras personas. Así se va haciendo una cadena de servicios y bienes que ayuda a fortalecer la economía de nuestro país.

Es por esto por lo que en estos momentos de crisis y pandemia a quienes hay que apoyar es a los empresarios, a las personas emprendedoras que apuestan su futuro para hacer de este país uno mejor. Gracias a ellos el gobierno tiene dinero para actuar, pues son ellos quienes pagan regularmente sus impuestos y es a través de estos impuestos que se pueden construir nuevas escuelas, hospitales, carreteras, etc.

Ya hemos demostrado que los mexicanos somos un pueblo solidario y que juntos hemos pasado ya muchas adversidades. Nos queda un poco más y estoy segura de que volveremos a ser un país fuerte que no se deja dividir. Antes que todo somos mexicanos y eso es y será siempre lo que nos de fortaleza.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles