El retorno de Ricardo Anaya

  • URL copiada al portapapeles

El retorno de Ricardo Anaya.

Se eleva la mortalidad en México.

Enfrentar robo de peajes, toma de casetas, y bloqueos de vías como al Huachicol.

 

Este inicio de semana y tras más de 20 meses de ausencia en la vida pública, Ricardo Anaya anunció su regreso a la actividad política. En un video mensaje, el excandidato de la Alianza PAN-PRD- MC, destacó que decidió dar un espacio a Andrés Manuel López Obrador, tras el triunfo electoral del 2018.

Durante este periodo Anaya se abocó a actividades docentes y a la vida familiar. Al ver la situación económica, social y política, consideró necesario incorporarse a la actividad pública, para aportar a México vías de solución, para superar la difícil situación que vivimos.

Ricardo Anaya ha sido criticado y señalado por el partido en el poder, y por militantes de otros partidos; sin embargo ha permanecido atento para atender requerimientos o temas legales; supo mantener la calma para no “estorbar” en el actuar de la administración, considerando se emprenderían acciones adecuadas. La situación actual de crisis económica, sanitaria, y social, que ha derivado en incertidumbre y falta de garantías para la población, ha motivado que hoy en medio de la pandemia, retome un camino que será largo y cuesta arriba, pero que espera le permita ver por México y aportar vías de solución.

Tómelo con atención.- Esta semana la Organización Panamericana de la Salud, ha revelado que en nuestro país se ha registrado un incremento considerable en el índice de mortalidad; La falta de equipo de protección, y de acceso a pruebas de diagnóstico, son las principales causas por las que en México se han elevado las muertes. Cabe destacar que más del 30 por ciento de los fallecimientos, entre los meses de febrero y agosto, se han registrado en trabajadores del Sector Salud, a quienes se ha limitado el uso de equipos de protección en instalaciones hospitalarias, considerando además que habitualmente tienen múltiples trabajos, debido a los bajos salarios, situación que agrava los problemas de estrés y agotamiento.

El estudio de la Organización Panamericana de la Salud, señala que entre el 28 de febrero y el 23 de agosto, 97 mil 632 trabajadores de la salud, enfermaron de COVID-19; por otra parte, Amnistía Internacional (AI), reportó que mil 320 elementos del personal, han fallecido por el manejo de la crisis sanitaria, cifra que supera las muertes registradas en Estados Unidos.

La pandemia ha acumulado más de 74 mil muertes en México, cifra que sólo es superada por EU, Brasil, e India. En el país se ha optado por monitorear la capacidad hospitalaria para tomar decisiones sobre la relajación de restricciones, sin embargo no se realizan pruebas ni rastreo.

Finalmente, se espera un rebote severo del COVID-19, que evidentemente mantendrá a nuestro país entre los primeros lugares de contagios y muertes. El continente Europeo ya enfrenta un reconfinamiento, y reglas severas para las actividades económicas y las actividades sociales, es momento de que las autoridades tomen con seriedad la pandemia, y se establezcan acciones y medidas severas para evitar más contagios y muertes en nuestro país.

Tómelo con interés.- Al inicio de la administración de Andrés Manuel López Obrador, se decidió enfrentar el robo de combustibles con todo el peso de la ley; la sociedad sufrió el desabasto de energéticos y la violencia, que ésta lucha representó, al punto de vivirse momentos muy álgidos en la región del bajío. Se entendió que no se podía ni debía permitir más un desfalco al erario, en las proporciones que se daban.

A lo largo de los últimos meses, la toma constante de casetas en las distintas carreteras del país; así como la obstrucción de carreteras y vías férreas, han generado graves daños económicos, y de igual forma un desfalco al erario; por lo que no se entiende cómo en esta ocasión el Gobierno Federal, se observa pasivo y sin una reacción enérgica.

La semana pasada la Guardia Nacional enfrentó a campesinos que luchan por garantizar el riego de sus cosechas. El Gobierno envió a la fuerza pública a luchar en contra de ellos, lo que no ha querido hacer ante bloqueos y toma de casetas, carreteras, y vías férreas. Quizás no es sencillo decidir cuándo si y cuando no emplear la fuerza del estado. Sin embargo el fin que justificó el enfrentar al Huachicol, debiera ser la constante que prevaleciera para dar claridad y certeza a las acciones de Gobierno.


*Twitter: @Fernando_MoraG

Facebook: Fernando Antonio Mora

 

* Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana.

* Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

* Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles