Tómelo con calma

  • URL copiada al portapapeles

 

* La violencia en el país. Más de 200 muertes el fin de semana.

* Gama y Delta evidencian necesidad del Fonden

* El reto al FRENAA y a la Iglesia Católica

 

El pasado fin de semana como otros más a lo largo de los últimos años, ha sido catalogado como el más violento, al rebasar las 230 muertes violentas en la República. Lo mismo sucede en el Bajío, que en el norte, u Occidente.

Cada fin de semana se lleva a cabo un recuento, y el inicio de semana los medios de comunicación dan cuenta de actos violentos en todos los estados de la Republica. Las autoridades han quedado rebasadas, y la delincuencia organizada actúa con la mayor impunidad, distintas agrupaciones se pelean las plazas, y la sociedad ha perdido por un lado la capacidad de asombro, y por el otro añora la tranquilidad de poder salir a las calles y plazas públicas, con la garantía de volver con bien a casa. Así es nuestra nueva realidad, pese a la pandemia por COVID-19.

 

Tómelo con interés.- Está semana por casualidad, la naturaleza evidencia la necesidad operativa, y la razón de ser del Fondo de desastres, cuyo objetivo es el atender las necesidades ante catástrofes naturales.

Es momento de que los legisladores, analicen detenidamente la posible desaparición de Fondos y Fideicomisos, ya que hoy la emergencia es por un desastre natural, mañana podría ser por la falta de recursos para la investigación, la ciencia, el desarrollo tecnológico, la educación, o la cultura.

Este martes en la conferencia mañanera el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció que la Marina se trasladaría a los estados de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán, y Quintana Roo, para atender la emergencia por la tormenta Gamma, y el Huracán Delta. Es en estos eventos, donde la operación del Fondo Nacional de Desastres es necesaria, y por ello no debe desaparecer.

 

Tómelo con atención.- En las conferencias mañaneras del lunes y martes, el presidente Andrés Manuel López Obrador, envío un mensaje a los integrantes del FRENAA. El mandatario ofreció colocarles hamacas para que pernocten en el Zócalo, tras anunciar que las encuestas le dan entre 52 y 64 puntos de preferencia o aprobación, entre los consultados, más no entre la población. Así reiteró que sean pacientes hasta 2022, cuando se lleve acabo la consulta pública.

Por otra parte descalificó y arremetió contra sacerdotes de la Catedral Metropolitana, y la directiva de la misma, al asegurar que alientan al FRENAA. El origen de los malos entendidos entre la Presidencia y la Diócesis capitalina, se remiten al 12 de septiembre, cuando militares tomaron por asalto la Catedral Metropolitana, ante la nula comunicación sobre los operativos que se llevarían a cabo, para los festejos de Independencia.

De poco o de nada sirven los esfuerzos de interlocución o escucha, que lleve a cabo la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero; cuando es el mismo presidente de la República quien no tiene voluntad de escucha, o de conciliación entre la ciudadanía, y con las autoridades de los gobiernos estatales, y municipales.

 

 

 

TWITTER: @Fernando_MoraG

FACEBOOK: Fernando Antonio Mora

-Maestro en Comunicación Institucional por la Universidad Panamericana.

-Socio Fundador del Colegio Nacional de Licenciados en Periodismo.

-Presidente de la Fundación Fernando Mora Gómez por la Libertad de Expresión.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles