De nuevo, 12 de octubre, día de asueto

  • URL copiada al portapapeles

«El capitalismo es un sistema global

 que nace en 1492, cuando Colón invade América.

A partir de ahí surge un sistema mundo,

que es la globalización capitalista»

José Pablo Feinmann

 

Desde los tiempos de la presidencia de Carlos Salinas de Gortari, no se determinaba que el día 12 de octubre de cada año se considerara como día de asueto en México, es decir, un día de descanso obligatorio por la «proeza» de Cristóbal Colon al llegar a las tierras americanas. Sin embargo, en este incómodo, complejo, dramático y triste 2020, los órganos jurisdiccionales federales han implementado, ya desde el inicio del presente año, en su calendario anual de días hábiles e inhábiles, el 12 de octubre del presente año como día inhábil; así es como se ha fijado y así ha sucedido. Sin embargo, actualmente, considerar el 12 de octubre como día de asueto, en tiempos en que la administración pública federal ha sostenido y confirmado que es de izquierda, es un signo complejo de interpretar.

En aquellos tiempos del gobierno más neoliberal que ha existido en México, como lo fue el de Carlos Salinas de Gortari, abolir como día de asueto el 12 de octubre se debió, prácticamente, a que había mucha oposición y presión popular respecto del festejo de una fecha denominada «de la hispanidad», debido a que pasaría desapercibido, en los tiempos coloniales, el genocidio provocado por la «conquista». En los últimos años, se ha realizado una serie de cálculos y de aproximaciones con los datos y documentos históricos —de entre los cuales se encuentran los textos de Bartolomé de las Casas— para determinar cuántas personas murieron en los tiempos de la «conquista», y se ha sostenido que murieron, aproximadamente, cincuenta millones de personas, algo muy similar a las víctimas de la Segunda Guerra Mundial del silgo XX.

Por ello es que seguir festejando y conmemorando el día 12 de octubre de cada año como «día de la hispanidad», «día de la raza» y demás adjetivos que se le pusieron no era (ni es) otra cosa más que una ofensa, en primer lugar, a los pueblos de origen, en segundo término, al mestizaje y a la historia propia de estas tierras. Por ello es que se tuvo a bien desaparecer esta fecha como una de asueto generalizado. Sin embargo, el Poder Judicial Federal y el Tribunal Federal de Justicia Administrativo, sin conocer la causa de asentar el 12 de octubre como día inhábil, lo consideraron así para este año de 2020. Lo cual es, para los pocos que han leído la historia de este continente, es una decisión muy imprudente. Si el objetivo era, quizás, requerir ese día de descanso para alguna organización interna de los tribunales, pedir un día de asueto por la organizaron propia, bien se pudo haber escogido otra fecha, pero no ésta, en particular. Tal decisión puede volverse, de nuevo, una ofensa, como siempre lo ha sido. Basta con observar que, en esa fecha muchos, de los pueblos de origen hacen manifestaciones en la Ciudad de México exigiendo derechos que se han ido diluyendo, paulatinamente, a los miembros de estas poblaciones.

Además, desde la academia, asumir que ese día del 12 de octubre sea uno inhábil deja en entre dicho la necesidad de crear una cultura y un pensamiento propios de Latinoamérica; los cuales, si bien aún están en formación, siempre han sido descalificado, como lo sostiene el profesor José Pablo Feinmann: «Hay quienes niegan la posibilidad de un pensamiento periférico. Se ponen muy nerviosos. Dicen eso es populismo, eso es nacional-populismo» (FEINMANN, José Pablo. Una filosofía para América Latina. Buenos Aires, Planeta, 2018).

Sería muy interesante e importante conocer por qué se llevó a cabo este 12 de octubre como día de asueto para los órganos jurisdiccionales, cuando ya había caído en desuso; pues, siendo órganos que imparten justicia, lo menos que deben hacer es mostrar respeto a la población, particularmente, a la de origen, a los oprimidos, al mestizaje en México, que aún siguen doliéndose de la propia administración de justicia en este país por los tantos y tantos actos de discriminación que se siguen llevando a cabo en muchos sectores de la población nacional.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles