Nuevos viajes, mejores condiciones.

  • URL copiada al portapapeles

Después del 11 de septiembre de 2011 las condiciones de viaje cambiaron y evolucionaron hacia un modelo de influencia basada en las necesidades de los vendedores. Las Aerolíneas aprovecharon la coyuntura de seguridad para definir en ese momento reglas de para obtener ingresos adicionales a la venta de boletos.

Antes de esa fecha, el costo de un boleto de avión incluía el valor del servicio de transporte, el impuesto al valor agregado y la tarifa de uso de aeropuerto. Pasando el 11 de septiembre de 2001, las aerolíneas incrementaron el precio total aumentando un cargo de seguridad y otro de combustible, argumentando que las compañías de seguros habían incrementado de forma sustancial el precio de las pólizas y además del incremento del precio del petróleo que afectaba el consumo de combustible.

El tiempo pasó, las pólizas y el petróleo bajaron de precio y los cargos se mantuvieron y además se crearon nuevas formas de cobrar más servicios a los pasajeros que no tenían de otra ya que el mercado lo dominaban las compañías de aviación.

Y así, además de cobrar el boleto, impuesto y cargos, se empezó a cobrar el equipaje documentado, la asignación de asientos, alimentos, bebidas y también la emisión del pase de abordar. Todo esto significa un ingreso considerable y se volvió parte de la normalidad al viajar.

También desde hace más tiempo, el cargo por cambio de un boleto es una cuota importante que los pasajeros pagan cuando es necesario, sin embargo la pandemia ha cambiado esto y el mercado de vendedores está evolucionando para ser ahora en el que los que “mandan” son los consumidores

Los cambios están empezando generarse en Estados Unidos con la eliminación de los cargos por cambio de fecha que aerolíneas como American Airlines, Delta Y United acaban de anunciar como una nueva política de mejor servicio y consideración al pasajero.

Nuevos tiempos y formas de viajar se van a generar, seguramente las condiciones serán ahora mejores para los que viajan ya sea de placer, movilidad o de negocios y podría a la vez ser una buena forma de generar una recuperación en la industria turística mundial.

Viajemos juntos 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles