Horizontes

  • URL copiada al portapapeles

Tere MORA GUILLÉN


22 Dic 2020

Aunque en la Ciudad de México el semáforo permanece en rojo, los comerciantes ambulantes del Centro Histórico, de las calles de Tepito, la Merced y la Lagunilla continúan repletas de gente, ya que los comerciantes se niegan a bajar sus cortinas. "Nosotros no vamos a cerrar, no tenemos problema, del Eje para acá no se meten, allá en el centro cerraron porque los líderes se venden, pero aquí no, que se muera quien se tenga que morir; por qué nos afectan a nosotros, la gente es quien no entiende".

Por su parte los vendedores de Tepito, afirman que llegarán a las ultimas consecuencias para evitar el cierre de sus negocios, pues temen enfrentarse a las consecuencias económicas que dejaría para sus familias el dejar de trabajar.

Y mientras tanto los capitalinos dicen que acudieron a realizar sus compras para los presentes navideños.

Asimismo el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México luce abarrotado porque a algunos les urge tomar vacaciones, antes que permanecer confinados en sus casas. Así algunos destinos turísticos están al máximo de su capacidad, tal es el caso del puerto de Acapulco, en el estado de Guerrero.

La gente está confiada en que a partir de enero llegarán las vacunas contra el Covid; lo que ignoran es que sumamos 103 millones de mexicanos, por lo que la distribución se llevará más de año y medio; los hospitales en la Ciudad de México están al máximo de su capacidad, médicos y enfermeras alegan estar cansados, y la pandemia habrá de postergarse mientras los mexicanos no entiendan que lo mejor es quedarse en casa y salir lo mínimo indispensable.

Por otra parte el diario estadounidense The New York Times, reveló que el Sub Secretario de Salud, Hugo López Gatell, habría manipulado cifras para aplazar en un espacio de dos semanas, el paso al Semáforo rojo en la Ciudad de México.

Conforme a la investigación, pese a que a principios de diciembre, la pandemia por Covid-19 comenzaba a rugir en la capital, las autoridades federales no tuvieron remordimiento en otorgar falsa información sobre el avance del virus.

Así navegamos en nuestro México lindo y querido, en la irresponsabilidad y el chiste, aunque por fortuna otros nos hemos tomado el asunto con mayor seriedad, con el propósito de protegernos y resguardar a nuestros seres queridos del letal enemigo que ha resultado ser el Covid.

Desde luego habrá que confiar en la biotecnología y en los avances que han habido, cuando se logre vacunar en rebaño a la población, y el asunto tome la seriedad que debe tener, habremos ganado la batalla y eso llevará quizá los próximos dos años, por lo anterior habrá que seguir de manera escrupulosa con el uso del cubrebocas, la sana distancia y el lavado continuo de manos. Sólo así podremos ganar la batalla, hablamos verdaderamente de un asunto de vida o muerte.

Ésta navidad será distinta, habrá que guardar los besos abrazos y apapachos para tiempos mejores que seguramente habrán de llegar, mientras tanto obsequiemos salud, comprensión y buenas acciones a nuestros seres queridos y a quienes nos rodean, No me queda más que desearles una navidad de salud y bienestar en compañía de los seres con quienes compartimos el día a día, los más cercanos, y desde luego de reuniones virtuales que serán un regalo para nuestra alma... Ésta columna dejará de publicarse por dos semanas volviendo el próximo martes 5 de enero.

tere_mora_guillen@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles