Horizontes

  • URL copiada al portapapeles

Tere MORA GUILLÉN


04 Ene 2021

A diferencia de otros años, éste 2021 los reyes magos están gastados, cansados y quizá hasta con Covid-19, la Organización Mundial de la Salud notificó 13 mil 997 muertes en las últimas 24 horas, la mayor cifra en un año de pandemia de Covid-19, por lo que el total de fallecimientos desde el inicio de la crisis sanitaria asciende a 1.8 millones.

Sin embargo pese a la pandemia, la pérdida de empleos, los problemas sociales y políticos que se han generado en el mundo, habremos de seguir confinados, pensar que esto también pasará, y mientras tanto mantenernos activos, con buen ánimo, con el cubrebocas puesto cuando es necesario, guardar la sana distancia, y salir sólo a lo indispensable.

Ya habrá vacunación de rebaño, cuando el 70 por ciento de la población mundial esté vacunada, y podamos terminar con la pesadilla que ha resultado el Covid-19, que vino a movernos el tapete y hasta la conciencia, y quizá -dicho sea de paso- se hacía urgente incomodarnos un rato, para crecer en familia, convivir padres con hijos y sacar lo mejor y lo peor de cada uno, arreglar diferencias, y con ello practicar la paciencia, prudencia y lograr así el entendimiento.

Pese a lo anterior de martes a miércoles habremos de celebrar la llegada de los Reyes Magos, que sin duda es una de las fechas más esperadas por todos los niños del mundo, incluso hay quienes aprovechan para pedir tres regalos, con el pretexto de que son Reyes. En otras regiones se le conoce como Epifanía, y la celebración es desde el día 5 de enero.

Es así un día especial del año, donde la familia se reúne luego de disfrutar las fiestas decembrinas. Tal vez este año la pandemia impida la llegada de los reyes con obsequios, sin embargo en muchos hogares habrá una rosca de reyes y un delicioso chocolate caliente, se trata de -aunque guardados en casa-, de recordar la tradición.

Ésta refiere a unos magos de oriente, que tras seguir la Estrella de Belén encuentran al "rey de los judíos nacido en Jerusalén" y le obsequian oro, incienso y mirra. Esta festividad en varios países de América Latina se celebra desde el cinco de enero, con la partida de la rosca de Reyes.

En otros evangelios apócrifos se afirmaba que los tres Reyes Magos poseían un vínculo familiar con el recién nacido, y que su llegada a Jerusalén estuvo rodeada por legiones de soldados provenientes de Babilonia, Persia y Asia.

Como haya sido, dejémonos guiar por la estrella que con su luz y brillo guió a los Reyes Magos hasta el portal de Belén. Que en este año, no decaiga la ilusión y el ánimo de que estos seres maravillosos nos traigan salud, esperanza, y prosperidad a nuestros hogares.

Abramos todos el corazón y ofrezcamos -sólo por hoy- y cada día de este 2021, un pedazo de pan al que no lo tiene, seguro nos lloverán bendiciones y se multiplicarán las ganancias en nuestro hogares.

Es tiempo de ser agradecidos con las bondades recibimos de forma cotidiana, con los pequeños milagros que resultan el trinar de los pájaros, el aire que respiramos, las risas de los niños, o el paisaje que nos regala un atardecer. Valoremos cuanto tenemos y sobre todo a quienes forman parte de nuestra vida.

Ya regresarán los tiempos de abrazarnos, besarnos y gozar como nunca las celebraciones y reuniones con amistades y familia. Que el Covid-19 en suma nos haga mejores personas, y no como muchos pululan en éstos tiempos con amargura, caras largas, y actitudes grotescas. Todos somos parte de este planeta, estamos guardados y merecemos sembrar amor, en tiempos difíciles...

 

tere_mora_guillen@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles