Quien no conoce la historia, está condenado a repetirla, las alianzas siempre se han dado

  • URL copiada al portapapeles

A lo largo de nuestra existencia, hemos sido testigos de grandes acontecimientos políticos, donde las grandes potencias y actores políticos han hecho a un lado su ideología partidista, sus prejuicios, sus convicciones, su raciocinio individualista, para enfocar el objetivo, en un fin general, el bienestar de todos los ciudadanos.

Recordemos como el Führer conquistaba el mundo, invadiendo la URSS, el anticomunista quien arropo a Stalin, pues él decía que, si Hitler invade el infierno, me alío con el diablo.

No, nos asustemos por la nueva alianza en México, pues para el mundo, no es nada nuevo, en nuestra línea del tiempo, hemos vivido peligros inminentes, en donde la devastación ha sido enorme, donde el único sendero para detenerlo, ha sido el pragmatismo.

O que tal los españoles, ellos vivieron una transición política, donde a través de plebiscito, obtuvo el gran triunfo Pinochet y fue el fin del Apartheid

Todo esto nos hace suponer que no hay teoría que guía la práctica. De ahí se deduce una característica del pragmatismo que es el oportunismo, entendido como tomar ventaja sobre oportunidades o circunstancias sin tener en cuenta los principios o últimas consecuencias. La verdad que se prueba en la eficacia práctica, que se mide por el éxito del fin, y que tienen que ver con los requerimientos de cualquier ideología.

Todo esto, hicieron que los partidos opositores de México, hicieran a un lado las ideologías partidistas, que les dieron su razón de existencia, porque, el problema mayúsculo, ante el peligro inminente que vive México es inevitable. Todos miramos un solo objetivo, Salvar a México, ir en alianzas amplias, pero parciales en los próximos comicios, es un acierto indudable.

Tuvimos que estar viviendo una tragedia abismal para dejar claro, que primero somos hermanos, ciudadanos mexicanos y que nadie va a venir a rescatarnos, sólo la unidad, juntos lograr nuevamente la transición, equilibrar la balanza, nos queda claro, que de no hacer nada, la destrucción, la crisis, el hambre, el quiebre económico del país, será irreparable.

La derrota de MORENA debe ser primordial, debe coexistir tal vez, no lo niego, eso hace que nuestro país, siga teniendo un sistema político envidiable, diferente a los demás, tener contrapesos, tener una balanza equilibrada claro que es posible, y que no se deposite el poder en un sólo hombre es lo ideal.

Hoy, los partidos políticos se alían, porque, demuestran madurez política, falta el impulso y respuesta de la sociedad misma, debemos incluir y fomentar el libre albedrío, pero con raciocinio, dejando a un lado, las decisiones tomadas con pasión, con coraje, con resentimiento, porque nos llevan a tomar malas decisiones, necesitamos raciocinio consensuado internamente, concientizando el ejercicio del poder, sobre el poder mismo, de las personas que elegimos para que nos representen.

Para nadie es sorpresivo ver que siguen los movimientos sociales, ver que la gente esta sufriendo ante la pandemia en todos los aspectos, ver la decepción de muchos morenistas que creyeron en la esperanza de México que ofertó el partido MORENA. Pero juntos podemos retomar el rumbo, no cabe duda que México puede extinguirse y el 6 de junio de 2021 es decisivo, por ti, por mí, por todos… ¡VA por México!

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles