Al rescate de la fama perdida

  • URL copiada al portapapeles

La política y especialmente los cargos de elección popular tienen un gran atractivo para personajes de todos los sectores, tendencias y medios, que buscan destacar dentro de las actividades cotidianas y aventurarse en esas tareas de gobernar o legislar.

 

Se trata de mostrar que la política no se restringe solamente a quienes tradicionalmente se dedican a esa actividad, bajo el supuesto de servir al pueblo y que puede complementarse con las aportaciones de quienes cuentan con otra óptica.

 

Los resultados ofrecidos por políticos de todos los partidos que terminan en la cárcel o no llegan a pisarla debido a los buenos oficios de sus abogados, pero que son señalados por desvío de recursos y malversación de fondos públicos, anima a representantes de varios gremios a buscar los caminos de la política.

 

Tradicionalmente el medio artístico y el deportivo aportan algunas de sus figuras a la política y han llegado a ocupar cargos de elección popular con resultados aceptables, aunque en los tiempos recientes, la fiebre de las candidaturas se multiplicó, al igual que el número de partidos políticos que buscan en esos gremios a quienes les aporten votos, cuando menos para conservar el registro.

 

En los reinantes tiempos del priismo monopólico, los dirigentes de la Asociación Nacional de Actores, tenían una silla permanente en el Congreso de la Unión, por lo que personajes como Jaime Fernández, David Reynoso, Julio Alemán e Ignacio López Tarso, entre otros consiguieron una curul, también llegarían Silvia Pinal, María Elena Marqués, Consuelo Velázquez y ya en tiempos recientes Carmen Salinas.

 

Los deportistas sintieron el deseo de participar en la confección de leyes y personajes como Felipe “Tibio” Muñoz medallista olímpico incursionó hasta dos veces como diputado federal y Ana Gabriela Guevara, medallista olímpica de plata como senadora y diputada.

 

Otros más lo intentaron y no pudieron como Bernardo Segura, también medallista olímpico y Raúl Ratón Macías, afamado boxeador que se quedó en la suplencia., el Púas, Rubén Olivares, tampoco tuvo éxito, como tampoco Carlos Hermosillo, futbolista.

 

También vinieron los intentos de una serie de actores y actrices que se quedaron en la orilla como fueros los casos de Eric del Castillo, Laura Zapata y Ernesto Laguardia, entre otros.

 

En los tiempos actuales dos futbolistas Cuauhtémoc Blanco y Manuel Negrete son el ejemplo claro de personajes populares que consiguieron ganar. El primero como alcalde de Cuernavaca, primero y actualmente gobernador de Morelos y el segundo alcalde de Coyoacán.

 

 A raíz del nacimiento de nuevos partidos políticos, estos organismos se vieron en la necesidad de buscar en todos los sectores del país personajes que les garanticen la permanencia de su registro, por lo que se están dando vuelo con la incorporación de actores, cómicos, luchadores, mujeres atractivas de la pantalla, aunque también, en menor medida hacen lo propio los partidos de tradición.

 

En este mosaico de figuras, las más de ellas del pasado que buscan rescatar algo de la fama extraviada, se encuentran dispuestos a enarbolar los colores y siglas de los partidos, esperando rescatar algo del glamour que un día tuvieron.

 

“Los famosos” que buscan nuevos horizontes van por una diputación federal, local, alcaldía y hasta gubernatura, aunque la mayoría de ellos representan a partidos que, tal vez, no logren conseguir mantener el registro y por ende les sea difícil alcanzar la victoria.

 

Para ellos será complicado jalar el voto de una población que vagamente tiene recuerdos de ellos, aunque muchos confían en que su pasado glorioso sea suficiente para el triunfo.

 

Luchadores como Tinieblas y Blue Demon Jr, fueron desplazados por otra generación, mientras que Místico y Carístico todavía no alcanzan la plena madurez luchística, todos van por una alcaldía en la CDMX.

 

Rommel Pacheco clavadista de prestigio va por una diputación federal por el PAN y tiene mayores posibilidades de alcanzarla.

 

Carlos Villagrán “Kiko” tuvo sus años de gloria en la década de los 70 y 80, pero ya transcurrió mucho tiempo, él va por el gobierno de Querétaro, con mínimas posibilidades.

 

Otros que se aprecia será difícil convenzan al electorado son los ex futbolistas Adolfo “Bofo” Bautista, Adolfo Ríos, Francisco Javier “Abuelo” Cruz y hasta el ex vocalista de los Ángeles Azules, Héctor Hernández. Posiblemente, José Luis “Chelis” Sánchez, alcance una local en Puebla.

 

Las actrices Malillany Marín, Gabriela Goldsmith y Sugey Abrego, así como el actor Alfredo Adame, ven a la lejanía un eventual triunfo.

 

Claro que la oportunidad se abre si algunos de ellos van por una plurinominal, aunque de lo que se trata es que con base en su “fama” aporten votos suficientes a los partidos.

 

Email: ramonzurita44@hotmail.com

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles