"Horizontes"

  • URL copiada al portapapeles

Tere MORA GUILLÉN


08 Feb 2021

Las agresiones contra niñas y mujeres se han incrementado durante la pandemia. El costo social, mental y económico de los meses de confinamiento se ha impuesto.

Las cifras sobrepasan por mucho la imaginación: incluso antes del Covid 19, en los últimos 12 meses cerca de 243 millones de mujeres habían sido maltratadas por sus parejas.

En México cada día se registran al menos 10 muertes violentas, según cifras oficiales. El año pasado, la crudeza de diversos feminicidios, hizo que miles de personas dijeran basta y salieran a las calles para protestar y exigir al gobierno acciones reales contra los crímenes.

Hubo movimientos sociales de mujeres que cobraron fuerza, recordamos al colectivo feminista Las Brujas del Mar, artífices del paro nacional al que se sumaron millones de mujeres el pasado mes de marzo.

Es espeluznante ver que el 2020 cerró con 3 mil 723 muertes violentas de mujeres, sumando feminicidios, y homicidios dolosos. 

Fabiola Alanís, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la violencia contra las Mujeres, manifestó que las llamadas para denunciar éste delito, han aumentado un 54 por ciento desde que inició el confinamiento. No es que no existiera el problema, pero el encierro lo agudizó. 

De tal forma es momento de reflexionar, pensar que repartir culpas para justificar actitudes, acciones y sentimientos negativos, es lo peor que el hombre puede hacer, sobre todo si arremeten contra sus mujeres. Debiéramos todos pensar que achacar al pasado, incluyendo las últimas 24 horas, el vivir llenos de rencor, odio, envidia, dolor; justifica el hábito de maltratar a los demás, traicionar a quienes depositaron su confianza en nosotros, es no querer tomar las riendas de nuestra vida, porque a veces hay quienes dependen más de la opinión de los demás que de la suya propia. No buscan quién se la hizo, sino quién se la paga.

Nadie es culpable de éste confinamiento que tanto daño nos ha hecho, la saturación de información del Covid 19, tanta muerte, desolación, niños huérfanos, el encierro, ha provocado que incrementen las agresiones, y por si poco faltaba la crisis económica que como nunca nos ha golpeado, el desempleo, el cierre de comercios, etcétera; ha propiciado sacar lo peor de uno mismo. 

El mundo hoy requiere sanar en todos aspectos, porque la situación es apremiante, requerimos vibrar alto, ejercitarnos, y echarle ganas a nuestra vida cotidiana, debemos valorarnos a nosotros mismos y al prójimo, tratar hombres y mujeres de sumar con entusiasmo, con lo mejor que cada uno tenga, resarcir daños y malas conductas, redoblar esfuerzos, y orar porque la situación mejore en todos aspectos. Hoy es como nunca necesario respetarnos los unos a los otros, y unidos salir adelante. Esto también pasará y debemos hombres y mujeres poner el ejemplo, y salir a flote unidos, para crear un mejor futuro. ¡Ánimo!

 

teremoraguillen@yahoo.com.mx

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles