La justicia ciega y su cómplice Salgado Macedonio y compañía

  • URL copiada al portapapeles

En estos tiempos, el nombre de Félix Salgado Macedonio representa una burla para la lucha feminista, para la lucha de las mujeres que han sufrido alguna violación o que han atentado contra su integridad.

Siempre activo en el poder, ya ha sido presidente municipal de Acapulco, diputado de Guerrero, senador y aspirante de la gubernatura en tres ocasiones.

Este último registro y su designación como candidato a gobernador de Guerrero, ha sido rodeado de un gran escándalo, por una denuncia de violación.

Mujeres militantes, activistas y servidoras públicas se han manifestado en contra de que la dirigencia nacional del partido MORENA, haya permito el registro de Salgado Macedonio y tener esta denuncia de por medio.

Quien alzó la voz y lo acusó de violación, fue una mujer originaria de Tecpan de Galeana, Guerrero, de nombre Basilia Castañeda quien ha comparecido ante la comisión nacional de honestidad y justicia de Morena, relatando el acto de violación sufrido y que argumenta los años que ha comparecido para denunciarlo, sin tener una respuesta favorable todo por ser un político influyente.

Las abogadas defensoras de tal caso, han declarado que interpondrán las quejas correspondientes ante el INE y el Tribunal Electoral para que se le dé seguimiento y prontitud al caso.

Y es que una vez más, la justicia mexicana es ciega y sorda y de poca memoria. Donde solo defiende a los poderosos y no a los más desprotegidos y a aquellas mujeres, enjuiciándolas y dudando de su proceder.

Donde la justicia ya olvidó que recientemente fue aprobada la ley 3 por 3, donde los servidores públicos, deberán hacer pública, con información fidedigna, sus bienes patrimoniales, de intereses y fiscales; así como la conducta que deberán presentar y en caso de incurrir en algún delito, no podrá aspirar a un cargo público, o deberá renunciar a él.

Así mismo, dicha ley, señala el abuso de poder con el fin de obtener un beneficio indebido y evitar que candidatos señalados por violencia de género, o cualquier acto de violencia familiar o sexual, o que se hayan deslindado de obligaciones alimenticias, puedan acceder a cualquier cargo público.

DIRIGENTE NACIONAL DE MORENA, MARIO DELGADO

Aquí el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, parece desconocer esta ley, y es que en todo momento, y como la justicia, de manera ciega, ha mostrado su apoyo incondicional al candidato.

De ahí la tremenda burla de que somos objeto, no solo las mexicanas, sino todos, ya que en nuestro país, si estás inmerso en un delito o estás bajo sospecha de alguno, no eres contratado; es más, te exigen en algunos trabajos la carta de antecedentes no penales, y en caso de no presentarla, ni soñando puedes llegar a aspirar a algún puesto.

Todos tenemos derecho a la defensa, y a probar nuestra inocencia, pero mientras se demuestre lo contrario, no se podrá ocupar ningún puesto, ni pretender ser gobernador cuando se encuentra bajo la duda de este delito, pero al tratarse de la justicia y de la ley mexicana, se hacen a un lado para darle el paso a los poderosos y corruptos que siguen hundiendo a nuestro país, lo que la ley 3 por 3 pretendía precisamente erradicar.

Y tal parece que así seguirán las cosas, callando a los débiles, a los maltratados y a las mujeres victimas de cualquier tipo de violencia.

Dicho caso se ha tratado de minimizar por los representantes de Morena, pero no por activistas que ayer se pronunciaron a favor de Basilia, ni por legisladoras de diversos partidos y del mismo Morena, ni por aquellas mujeres que creemos en la palabra de Basilia, ya que ella representa a todas aquellas mujeres que han sido calladas, asesinándolas, maltratándolas, o amenazándolas.

Esperemos que dicha candidatura sea retirada hasta que se esclarezca su culpabilidad y en caso de si serlo, que no lo proteja ni su partido, ni su puesto como senador con licencia; pero sobre todo que la justicia, hacia Basilia y para todas, se quite la venda y ya no sea ciega ni de mala memoria, sino seguiremos esperanzadas en que algún día, Ella y aquellos que nos representan, realmente estén velando por nosotros y nosotras y no en contra de nuestros intereses

 

 

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles