Obra teatral en la SMT

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


14 Mar 2021

Maestro jubilado. Aunque el desenlace de la obra montada en el edificio de Rosendo Márquez, era conocido -salida de Guillermo Aréchiga-. El suspenso se mantuvo siete meses. Tiempo que le permitió quedarse con toda la “taquilla", sin repartir ganancias. En respuesta fue exhibido y humillado.

Aréchiga Santamaría, olvidó que el actor principal del reparto, nunca está por encima del productor. El acuerdo para incluirlo en la obra fue de un año. Pagada la factura tenía que buscar nuevos horizontes.

La protección de su apoderada Elba Esther Gordillo, le permitió sostenerse 7 meses más. Nada le importó que el productor de la obra lo ignorara por completo. Tampoco las constantes amenazas.

Fueron en total 17 meses de bonanza. Soportó todo. Los más de 600 mil pesos diarios valieron la pena. Los millones obtenidos sin repartir no podían pasar desapercibidos.

Sabía que le habían tendido la cama. El co estelar -subsecretario- Seth Yassir Vázquez, siempre ambicionó el papel estelar. Recopiló pruebas y datos de todos los turbios manejos de Aréchiga, para llevarlo personalmente a Casa Aguayo.

El premio a la traición -también disfrutó de parte del pastel- fue la promesa de darle el papel principal -Secretaría-. La necedad de Aréchiga, pospuso los planes.

Entonces surgió la idea de pedir licencia como subsecretario, para competir en la encuesta para diputado por el distrito 11. El plan para protegerlo y no fuera señalado como el Judas, resultó mejor de lo esperado.

Nadie lo involucró y regresará a la SMT en calidad de secretario. La encuesta no la gana ni en su casa. Su esposa Elsa, es la principal promotora en contra. Tiene una cuenta por cobrar a Yassir y es tiempo de hacerla efectiva. Aunque los abonos los empezó en el Intituto Andés -colegio donde estudian los hijos de ambos-.

Las operaciones como facturero salieron a relucir -pero esa es otra historia-. Por lo pronto la estrategia para deshacerse de Aréchiga Santamaría y su organización en la SMT dio resultado.

Sin embargo los millones conseguidos, nadie se los quita. Será complicado comprobarle el capital obtenido. En la secretaría todo se maneja en efectivo.

Aréchiga, maneja bajo perfil. Después de la humillación regresó a su casa en la 3 sur de la colonia Patrimonio. Ni por equivocación acudirá a la residencia del Cristo en Atlixco.

El profesor Guillermo Aréchiga, cobró por anticipada su jubilación.

Reporte del Informante

Halcones motorizados. Más de una década ha pasado sin que el problema de los mototaxis sea resuelto. El aparente servicio beneficioso en los municipios tiene otro fondo.

La muerte de tres personas en la Resurrección, volvió a poner en la palestra la ilegalidad con la que circulan.

Los más de 6 mil mototaxis que operan en el estado, además de transportar a la gente. Sirven a la delincuencia organizada. Los jóvenes que las conducen trabajan como “halcones".

Las más de 10 horas en circulación les permite ver antes que nadie quien entra y sale de las comunidades. Sobre todo de los movimientos del Ejército y cuerpos policiacos. Con tiempo alertan a la delincuencia.

Los responsables directos son los presidentes municipales. Ellos dan los permisos.

Antes Juan Manuel Alcántara Silva, empleado de la SCT, fue acusado de expedir permisos. Hubo denuncias en su contra. Vive -supuestamente- en calidad de prófugo. Nada pasó con tranquilidad vive en su casa de Cuacnopalan.

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles