Tiempo de consecuencias

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


16 Mar 2021

La Entrega

Pantalones puestos. Muchas cosas pueden cuestionarse a la presidenta Claudia Rivera Vivanco. Sobre todo sus detractores. Pero nadie puede negar que es una mujer valiente. Los pantalones bien fajados, evitaron doblegarse ante el “machismo" que trató de mangonear su administración.

Tampoco se puede ocultar que el gobierno municipal es el más cercano a los lineamientos de la 4T. Por algo la Federación apoya las obras del Ayuntamiento poblano. El mejoramiento del Mercado Amalucan y el Zócalo de la ciudad son botones de muestra.

Resulta increíble que los obstáculos provengan del gobierno estatal -supuestamente emanado del mismo partido Morena-. Tan increíble que ni la oposición ponga trabas. El enemigo está en casa: la administración estatal.

Los brutales ataques -mediáticos de los comunicadores a sueldo-, han sido revertidos con labores favorables. Claudia demuestra lo que es tener pantalones para responder de tú a tú. Sin miedo. Sin doblegarse. 

La postura es digna de reconocimiento. Los pronósticos que sería “aplastada" por la locomotora del poder local. Se cayeron. fortalecieron su figura en la capital del país.

Tan fortalecida salió que en la lista de aspirantes a la candidatura a la presidencia municipal por Morena, es la número uno. Encabeza las preferencias en el ánimo de quien manda en el país. Y eso cuenta más. Mucho más que todas las encuestas posibles.

Sin importar el tamaño de poderes. Desde su trinchera defendió la insistente intromisión del gobierno estatal. Prefirió enfrentar las consecuencias de los embates. A aceptar las imposiciones que pretendieron en el Ayuntamiento de Puebla.

La valentía de la alcaldesa, será recompensada. A partir de los siguientes meses contará con un blindaje de protección. De arriba llegó la advertencia de evitar atacarla.

El mensaje de que si tocan a la presidenta municipal, aunque sea con el pétalo de una rosa habrá serios problemas. Tan serios que las consecuencias para los responsables serán ejemplares.

La advertencia fue para el grupo Chiapaneco, principalmente. 

¡Alto total al machismo!

Reporte del Informante

Se cayó negocio. Como un balde de agua fría cayó el anuncio del delegado federal del IMSS, Zoé Robledo, sobre la demolición y construcción del Hospital San Alejandro. El negocio multimillonario por la construcción del nosocomio en el CIMA se vino abajo.

Se cayó el negocio de la venta del predio CIMA en la reserva Atlixcayotl, por las empresas Medicus S.A. de C.V. y Lasalle Partiners S.A. de C V. También están involucrados funcionarios estatales en el edificio construido ilegalmente en un área de servicio comunitario.

La construcción de CIMA, estuvo abandonada durante años, por carecer del uso de suelo comercial. Por arte de magia lo regularizaron con la rapidez del rayo para venderlo al gobierno federal.

Todo inició con la expropiación de los terrenos por parte de Mariano Piña Olaya. Y siguió Manuel Bartlett Díaz

En los más de 60 mil metros cuadrados se localiza el edificio CIMA de tres plantas. Instalaciones que pretendían utilizarlas como el nuevo nosocomio del IMSS.

Los planes fueron truncados porque el Hospital San Alejandro, será demolido en mayo para reconstruirlo en el mismo lugar. Después de casi cuatro años el edificio de la 10 poniente, volverá a la vida. El sismo de 2017, dañó la estructura.

 Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles