No a la imposición

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


28 Mar 2021

La Entrega

Todo se derrumbó. Los castillos en el aire no son posibles. Gabriel Biestro Medinilla lo sabe. Pero pretende ignorarlo y busca de manera equivocada a culpables de su fracaso. Se trató de un freno a la IMPOSICIÓN.

Los porristas pagados son los directamente responsables. Le hicieron creer que podía ser presidente municipal sin el menor mérito.

Las señales fueron claras en las últimas semanas. Sólo los aferrados y beneficiados no las vieron:

1.- Los exhortaron a detener los feroces ataques mediáticos contra Claudia Rivera -no hicieron caso-.

2.- Les pidieron dar luz verde al embellecimiento del Zócalo y remodelación del Mercado Amalucan -se negaron a dar los permisos-.

3.- El 23 de marzo en la reunión de los gobernadores con el presidente Andrés Manuel López Obrador, en la firma del acuerdo nacional por la democracia. El de Puebla, Gerónimo Barbosa, fue relegado a la penúltima fila.

4.- Y el tiro de gracia lo dio la Guardia Nacional, ordenó que la vacunación para adultos mayores en la capital poblana tenga verificativo en instalaciones de la BUAP. Así o más claro.

El gobierno federal a través de la dirigencia nacional de Morena, dio un manotazo de autoridad sobre el escritorio. El mensaje no fue para Biestro. No existe en la política de las grandes ligas. El destinatario es otro y el acuse de recibo, fue sellado.

La decisión de los mandos de Morena en favor de Claudia Rivera Vivanco, fue la mejor de acuerdo con sus análisis. Resta la prueba de fuego: ganar la segunda versión contra Eduardo Rivera -quien por cierto también tiene alianza con el Barbosismo-. Difícil panorama.

Eduardo la tiene más complicada. Además de Claudia Rivera, tendrá dos enemigos a vencer. El primero: convencer al electorado de no ser aliado del barbosismo y el segundo la falta de recursos económicos para la campaña.

El pronóstico es que no crecerá más en las preferencias. ¿Con eso le bastará?

¡Golpes contundentes!


Reporte del Informante

Aliado panista. Con uñas y dientes Héctor Sánchez Sánchez se aferró a la presidencia del Tribunal Superior de Justicia. No podía dejar cabos sueltos. Y menos el negocio de su vida representado en la impartición de justicia.

Las zanjas de corrupción abiertas, requieren de tiempo y toneladas de maniobras para taparlas. Al mismo tiempo concretar los nuevos y fructíferos negocios.

En complicidad con el juez Aarón Hernández Chino -quien nos aseguran es su primo-, “trabajan" todos los casos de fraude. Son su especialidad. Los millonarios son para Héctor. Y los de miles de pesos para Chino.

Así trabajan ningún litigio por fraude pasa sin la supervisión de la mancuerna. Aún los fines de semana que no está de turno Hernández Chino, todos los jueces deben reportarle si cae alguno.

Entre los más recientes se encuentra uno por 49 millones de pesos con el pago de 125 mil pesos entregados por la asesora legal a Aarón Hernández, vía cheque -documentos en poder de La Entrega-.

Para que ningún negocio escape de las manos de Héctor y su primo. A Las carpetas de investigación, les asignan un número de carpeta administrativa con una clave controlada por ellos únicamente.

Los mejores clientes son panistas. Héctor y el presidente de CCE tienen un acuerdo. La Entrega cuenta con más casos documentados del boyante negocio. 

¡Sociedad productiva!

¿Sabe qué partido abrió sus puertas al Chelis para la candidatura a la presidencia municipal?


Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles