Patadas de ahogado

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


07 Abr 2021

La Entrega

Rechazo total. A pesar de la necedad de Gabriel Biestro por impedir la candidatura de Claudia Rivera Vivanco. El segundo episodio con Eduardo Rivera por la presidencia municipal, tiene fecha fija. El contrato del enfrentamiento fue sellado.

La ridícula protesta de 12 personas aproximadamente en las instalaciones del Instituto Estatal Electoral. Se traduce en frustración de Biestro y compañía, quienes tienen la consigna de impedir la participación de quien les ganó la designación.

Alguien debería decirle a Biestro y su equipo que sean menos obvios y eviten mandar a gente acarreada. La incapacidad de no aceptar que fue superado por una mujer. Es como un golpe letal al machismo que no pueden ocultar.

El argumento de imposición y venta de candidaturas. No es otra cosa que una sopa de su propio chocolate -del equipo que lo pretendió imponer como candidato-. 

A estas alturas debería tener claro que no es aceptado por los poblanos. La única imposición que conseguirá será la incrustación en el gabinete estatal.

Servir ciegamente como el resto de los funcionarios es lo más conveniente, para una insípida carrera política que inició con el sexenio y finalizará en el mismo periodo.

Es más honroso aceptar la derrota ante una mujer. A exhibirse como misógino!

¡Alto a los obstáculos!


Reporte del Informante

Mercados ahorcados. La crisis de la pandemia y el agiotismo, son los azotes de los locatarios de la capital poblana y el interior del estado. Al mismo tiempo de sufrir la baja de ventas. Deben cumplir con el pago de capital e intereses a los prestamistas.

Los comerciantes sin recursos ni mercancía, recurren a los prestamistas. Sin documentos ni aval o propiedad en garantía les facilitan capital suficiente para la compra de su producto.

El endeudamiento se vuelve eterno porque el interés que fluctúa entre el 15 y 20 por ciento, hace impagable la deuda. Los agonistas a diario pasan a cobrar la cuota establecida.

Los locatarios firman un pagaré con fecha de vencimiento de un mes. Por cada mil pesos que les prestan pagan 33 pesos diarios.

La práctica del agiotismo en los mercados se da a diario sin la menor restricción a pesar de ser un delito. Los prestamistas acuden a todas horas al cobro de las cuotas.

Los mercados La Acocota, Independencia, Emiliano Zapata y 28 de Octubre, así como la Central de Abasto son los más asediados por los prestamistas. Es de tal magnitud la demanda que vienen de Veracruz y Tlaxcala a ofrecer sus servicios.

La competencia entre ellos abre la posibilidad que los comerciantes, adquieran deudas con varios al mismo tiempo. El mercado del agiotismo es una industria próspera en el comercio poblano.

La explotación de los mercados de Puebla, se remonta a décadas pasadas. El desaparecido de la Victoria, enclavado en el Centro de la ciudad, fue pionero.

La actividad ilegal no cesa ni con la pandemia.

¡Endeudamiento eterno!


Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles