Estela de corrupción

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


25 Abr 2021

Sobornos inocultables. 

En estado de alerta máxima, volvieron a ponerse funcionarios y ex funcionarios públicos con el caso Emilio Lozoya. La prórroga de 90 días concedida a la defensa del ex director de Pemex, permitirá un respiro a los involucrados en corrupción extrema.

Los mencionados e involucrados, no han podido ocultar las fortunas acumuladas. Traducidas en millones de pesos. Viajes de placer por todo el mundo. Propiedades lujosas de bienes inmuebles. Y el alto nivel de vida para ellos y sus familias, son pruebas contundentes de los beneficios por corrupción.

Un mes después -julio- de las elecciones intermedias de junio, saldrán a la luz pública los datos aportados en las audiencias por Lozoya. Trascendió que proporcionó más pruebas a la Fiscalía General de la República (FGR). 

Si no sucede nada extraordinario hasta después de las votaciones, la denuncia que presentó en agosto del año pasado, contra ex senadores principalmente por presunta corrupción, podría volver a “levantar polvo".

Ex senadores como Gerónimo Barbosa, actual gobernador de Puebla, y Roberto Gil Zuarth del PAN, consiguieron salir de la lista negra gracias a la habilidad del segundo para operar con los abogados de Lozoya logró que los sacarán de las denuncias.

Como coincidencia, Roberto Gil, es chiapaneco, originario de Tuxtla Gutiérrez, fue secretario particular de Felipe y Calderón y amigo de Gerónimo Barbosa.

Lo sucedió en la presidencia de la Mesa Directiva del Senado en la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión, aunque en principio los nombres de los dos ex senadores, fueron borrados de la primera declaración de Lozoya.

La historia lejos está de culminar. 

Todavía existen muchos capítulos por escribirse. Todo depende de la negociación del ex director de la paraestatal, y sobre todo de la lealtad al presidente AMLO.

Uno de los factores que decidirá si la denuncia de Lozoya prospera es el trato que reciban su esposa Marielle Helene Eckes; su hermana, Gilda Susana Lozoya y su madre Gilda Margarita Austin, vinculadas a procesos.

Si los involucrados en el caso de soborno por la Reforma Eléctrica, creyeron que lo pasado es pasado, se equivocaron aún pueden ser alcanzados, juzgados y sobre todo castigados.

La última palabra la tendrá AMLO. 

El estado de ánimo del presidente dependerá de los resultados de las elecciones, en caso de ser adversos, los que jugaron, juegan y jugarán contra la 4T, pagarán las consecuencias.

Aguas con quienes apoyen a los contrarios de los candidatos de Morena, serán observados con lupa. El precio por pagar será muy alto. Fuera del alcance de cualquier bolsillo. En prisión el dinero no vale nada.

¡Aguas, Lozoya acecha!

Reporte del Informante

Nepotismo a granel. Día a día se incrementa la lista de familiares de la pareja gubernamental que se suman a un puesto político, la lista es larga y con miras a aumentar. En próxima Estrega, nombres y puestos.

¡El poder se ejerce!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles