Se presume inocente

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


29 Abr 2021

En su reaparición pública el diputado Saúl Huerta, se dice inocente de la presunta violación a un joven. Argumenta que fue víctima de una trampa, señala a la familia del adolescente como chantajistas.

Con tranquilidad, parece, más cinismo, argumentó que no existen pruebas de violación ni violencia, presumió que en la carpeta de investigación de la Fiscalía General de Justicia, ningún señalamiento al respecto existe.

La seguridad mostrada, revela que tiene acceso a todas las investigaciones del caso, aunque parezca increíble Saúl Huerta, podría resultar inocente de la violación,

si como dice no se consumó el ilícito, todo el escándalo que se suscitó, pasaría a ser un circo mediático. El diputado a pesar de los antecedentes de otras denuncias, podría regresar a su curul.

De manera extraña y con 5 días para el inicio de las campañas para la elección intermedia, no se ha nombrado al sustituto para la diputación federal del distrito XI, antes del escándalo había sido ratificado por el partido MORENA, para reelegirse en el cargo. 

De acuerdo con el diputado, un tío del menor es policía con oscuros antecedentes, según su versión le "sembraron" al menor. 

Ahora resulta que la víctima es él, el historial que arrastra desde su militancia en el PRI específicamente en la CNOP. 

Sería vergonzoso para las autoridades que alguien como Saúl Huerta, saliera ileso de una acusación que por donde se le vea parece culpable.

Tampoco sería la primera vez que la justicia incline la balanza a favor de los poderosos.

¡Giro completo!

Reporte del Informante

Puebla peligra, la inseguridad en la capital poblana aumenta sin opción.Desierta la secretaría de seguridad pública, la delincuencia tiene manga ancha para actuar.

Sin adentrarse en las entrañas de la delincuencia organizada que opera en el 40 por ciento del territorio poblano, la capital poblana está sitiada por delincuentes de poca monta, pero igual de peligrosos.

El narcomenudeo, robos, asaltos y robo de autopartes, crecen como la espuma a diario en lleno Centro Histórico, a escasos pasos de Casa Aguayo, las bandas y pandillas, operan con la mayor impunidad.

La presunción de las autoridades de la captura de decenas de organizaciones y de cientos de los delincuentes más peligrosos, no es más que una cortina de humo, la realidad es más cruel de lo que parece.

Todos los poblanos estamos a merced de la delincuencia. 

Las grandes capturas de la policía se traducen a “peligrosas bandas" compuestas por dos parejas, como la detención en días pasados de Juan Carlos, Jennifer Lizeth, Adriana Yeudiel y Erick.

El gran decomiso de 300 celulares y 140 mil pesos en efectivo que sustrajeron de una tienda en Bosques de Chapultepec, fue la gran proeza de la policía.

La pobre operación además de inútil, porque estaba punto de salir libres, es la realidad de los encargados de la seguridad de los poblanos.

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles