De legislador a boicoteador

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


13 May 2021

Apoyo fraterno. Fracasar en el intento de la candidatura a la presidencia municipal de Puebla, condujo a Gabriel Biestro a una nueva misión. El hijo putativo de la administración estatal, tiene el encargo de descarrilar a la desgastada maquinaria de Claudia Rivera para impedir su reelección.

Si, bien la candidata de Morena y PT, tiene factores en contra por su administración sin logros. Debe sumarse también la negativa administración estatal -sin menos logros- . Los dos elementos en contra por si solos, tendrán un peso específico en las elecciones.

Cambiar la percepción masiva del electorado en tan poco tiempo de campaña, está fuera del alcance de cualquiera. La candidata guinda tiene en contra más oponente que Eduardo Rivera Pérez, incluidos los restantes candidatos a la alcaldía.

En momentos complicados, ser candidata de Morena en Puebla, representa una desventaja. Las poblanas y los poblanos, ningún cambio prometido por la 4T hemos percibido.

Sumado a todo ello debe agregarse que Gabriel Biestro, trabaja de tiempo completo para perjudicar a Claudia Rivera. La mano del capitalino se nota a kilómetros de distancia. Sólo quienes no quieren o les conviene no ver pueden dejar de percatarse.

Son tan burdas las maniobras que dejan huellas por todas partes. Por supuesto que ha mandado a mujeres a agredir a brigadistas.

Por supuesto que convocó a morenistas a la casa de campaña para empañar la visita de Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena. La misión de Biestro es clara: perjudicar a su compañera de partido para beneficiar a Eduardo Rivera Pérez.

Los nexos de Rivera Pérez con el gobierno estatal, son tan reales como la presencia de su cuñada Denisse Ortiz en el DIF. Al fallar el hijo putativo. Las expectativas recaen en el nuevo “hijo adoptado".

La división y pleito cazado entre el estado y el municipio, evidencía a diario los dudosos manejos de los recursos. Y más las vidas personales de los involucrados. Mismas que a la mayoría no nos importan.

La Entrega nunca toca ni tocará vidas personales -conocemos muchos casos. Pero no nos importan-. Lo anterior por el tema de Denisse Ortíz, cuñada del candidato Eduardo Rivera Pérez. La dama en cuestión labora en el DIF Estatal, por imposición de quién cree amable lector. Si adivinó del mismo.

Denisse se caracteriza por estar siempre del lado del poder. Un ex delegado del IMSS -panista por cierto-, lo comprobó en su momento.

¡Nuevo hijo adoptado!

Reporte del Informante

Ridículo legal. La salida de prisión de Valentín Meneses Rojas, exhibió la pobreza del manejo de la justicia en Puebla. Lo mantuvieron 3 meses tras las rejas sólo por un capricho. Nunca debió estar más de 72 horas, por un delito que prescribió hace años.

La ley favorecía a Vale, quisieron demostrar quien la ejerce. Lo consiguieron a base de distorsionarla. El empeño de hacer el ridículo, les duro 3 meses. Y todo por una notaría que adquirió legalmente, pero que un consejero quería sumarla a las muchas de las que se apoderó.

¡Golpe a la represión!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles