Nueva encomienda

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


26 May 2021

Castigo risible. El motivo por el cual empleados del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, no fueron escuchados por el gobierno estatal en sus demandas, fue porqué le están buscando una salida digna a Hilda Vázquez Sánchez de la Dirección de Operación de Personal.

A pesar del corrupto accionar de la funcionaria, será recompensada con otro cargo en la administración estatal. Para calmar la marea la mandaran como jefa de una jurisdicción del sector salud.

El movimiento de protesta que preparan los trabajadores sindicalizados para la próxima semana, será apaciguado con la promesa del cumplimiento de la principal petición: la destitución de Hilda.

Tal vez cumplirán con la salida de Hilda de la Dirección de Operación de Personal. Y digo tal vez porque la defensa a Hilda es total. Aún con la comprobación de todas las anomalías que ha concretado en escaso tiempo al interior de la Secretaría de Salud.

Para desgracia de los trabajadores, se trata de una de las personas privilegiadas de la administración estatal. Su condición de intocable le permite abusar de su posición en perjuicio del personal que labora en la Secretaría de Salud.

Sólo les darán atole con el dedo, porque la reubicaran de inmediato en una jurisdicción. Por lo menos ese es el plan A, la directora de personal no quedará desamparada. Seguirá cobrando en el erario público.

Ninguna responsabilidad se le fincará. Eso se incluirá en la negociación. Se procederá al borrón y cuenta nueva desde una nueva posición. La gracia de la que goza Hilda, durará por lo menos hasta el fin del sexenio.

Aunque pareciera increíble a pesar de las pruebas de corrupción, principalmente sea acreedora a un premio. Ni una acta administrativa de inhabilitación para ocupar algún cargo político le será levantada.

Así es el tamaño de influyentísimo que tiene Hilda Vázquez, quien también anda muy activa por las próximas elecciones de junio.

¡Inmerecida reubicación!

Reporte del Informante

Unión si, división no. Uno de los principios por los que se rige el Rector de la BUAP, es el de sumar a través de la colaboración. Evitar restar le ha permitido resultados de excelencia en la Máxima Casa de Estudios.

Hace bien en evitar confrontaciones y centrar su atención en trabajar. El ring es destino de peleadores. Él prefiere voltear hacia otros lugares.

Consolidar a la BUAP como la mejor del país a pesar de las viscititudes es el único camino trazado. Ampliar la gama de oportunidades para los estudiantes es otra de las metas por concretar.

Para el Rector es prioritario acrecentar cada vez más el prestigio de la BUAP en el país. Todo es posible siempre y cuando exista unidad. Alfonso Esparza, aglutina a todos los sectores para beneficio de una de las mejores instituciones educativas de México.

Los tiempos complicados y empeorados por la pandemia no son impedimentos para dejar de laborar en pro de la Universidad. Con el engrandecimiento de la BUAP, gana Puebla y gana el país.

¡Lobos orgullo poblano!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles