Pasado turbio

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


22 Jun 2021

Enlace clave. El círculo de la (in)seguridad dominado por Ardelio Vargas Fosado desde la subsecretaría de gobernación, lo cierra su sobrino Mauricio Saad Víveros como director de la policía auxiliar. Sin importar la marca de corrupción que dejó en el Instituto Nacional de Migración (INM), lo colocó en una de las cajas chicas de la administración estatal.

Los antecedentes de corrupción de Saad Viveros no impidieron su llegada al gobierno poblano. Por el contrario son orgullosas cartas credenciales para seguir saqueando a placer.

En escasos dos meses al frente de la corporación, impregnó la huella personal de delinquir. El sobrino de Ardelio sabe que el tiempo se agota y lo aprovecha al máximo.

Lejos de los reflectores sin supervisión alguna dispone de los recursos por los servicios prestados. La policía auxiliar vigila la zonas comerciales como Angelópolis, Plaza Dorada y San Pedro, la CAPU, así como factorías importantes.

El cobro es cuantioso tanto como los raquíticos sueldos de los vigilantes. Las arcas de la policía auxiliar, siempre están a tope de efectivo.

En tanto, Mauricio Saad se llena los bolsillos de billetes. Los policías carecen de uniformes, equipo de comunicación, equipo de defensa y de pagos de sus sueldos.

El flamante director de la corporación, arrastra la venta de documentos y trámites en el INM, cuando su tío Ardelio era titular.

De la misma manera que Raciel López Salazar, como secretario de seguridad pública, dominó e impuso a sus incondicionales en las corporaciones policiacas, Ardelio lo hace con plena libertad. De acuerdo con los guardianes la situación se agravó. Antes con Nancy Benítez Rebollo -impuesta por Raciel-, los salarios eran los mismos pero al menos les pagaban con puntualidad.

Saad Viveros está programado para la corrupción y por ningún motivo cambiará. En su anterior cargo como delegado del INM en Quintana Roo, donde permaneció hasta enero de 2018, cuando se descubrió la venta de permisos de residencia a deportistas extranjeros y maltrato a migrantes en los centros de Migración.

Ante el negativo comportamiento nada pudo hacer Ardelio Vargas para sostenerlo a pesar de ser en esos momentos el titular del Instituto Nacional.

Ahora con el poder de gobernación en Puebla, le alcanza para imponer al sobrino y toda la familia. Así como a todos los amigos y cercanos que integran una de las pandillas más peligrosas en el estado.

¡Caja chica abierta!

Reporte del Informante

Revanchismo. Las obras en el Centro Histórico y el mercado Amalucan, que en el pasado reciente defendía a capa y espada, Claudia Rivera Vivanco sin recato se deslindó con la mano en la cintura. Como una revancha contra los capitalinos que no votaron por ella para reelegirse, cobró una afrenta que ella propició.

Como un circo mal montado se cancelaron las funciones. Mientras existió la posibilidad de repetir en el ayuntamiento de Puebla, se desgarraba las vestidura para el embellecimiento del primer cuadro de la ciudad. 

¡Puebla abandonada!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles