Patrimonio saqueado

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


23 Jun 2021

Nada nuevo. Que el patrimonio cultural del Centro Histórico sea saqueado por los gobiernos en turno no es novedad. Como tampoco lo es que Sergio Vergara Berdejo, actual secretario de Cultura esté involucrado. A lo largo de los años han desaparecido objetos invaluables con la complacencia de él.

El mal en Puebla es tan añejo y dañino como el robo de arte sacro. Las obras originales de los principales templos -entre ellos la Catedral-, se localizan en residencias y propiedades de políticos, funcionarios, empresarios y gente pudiente. Algunos presumen sus colecciones -pero esa es otra historia- adquiridas con la intervención de conocedores e historiadores locales principalmente.

A partir de 1984, cuando asumió la presidencia municipal Jorge Murad Macluf “el Profesor", el saqueo de la ciudad se incrementó. Además de las lajas que rodeaban al primer cuadro de la ciudad. Desaparecieron las luminarias adornadas con dragones -quedan unas cuantas- y las bancas de forja características de Puebla.

Como perito del Instituto Nacional de Antropología e Historia en Puebla y sus amplios conocimientos de arquitectura, conservación y restauración del Patrimonio Cultural, ha sabido sacar provecho. Con más de 43 años de experiencia profesional se permite lujos para decidir modificaciones a la arquitectura poblana por intereses mancomunados con los gobiernos.

Los botones de muestra sobran y están documentados. Uno de los más recientes y sin duda un atentado criminal contra Puebla fue permitir la demolición de la Casa Rosa -ubicada en el Parián-, para edificar una de las estaciones del periférico, sólo para complacer al gobierno morenovallista. Por fortuna los tribunales federales impidieron el indiscriminado atentado contra la ciudad y las y los poblanos.

Así se las gasta el secretario de Cultura, para los negocios y moches. Sus últimas obras de las que obtuvo tajada fueron la construcción de los túneles subterráneos -auténticos elefantes blancos-. 

Los túneles Bubas de la 2 oriente y el del bulevar 5 de Mayo, fueron obras adjudicadas a la constructora CODYSA S.A. de C.V. localizada en calle Enrique C. Rebsamen número 1425 de la segunda sección de la colonia Satélite. No es extraño que cualquier constructora haga obra. Lo relevante y turbio radica que Condado Pérez, es su compadre, amigo y cómplice de negocios en cada cargo que ocupa Vergara Verdejo.

Las constructoras del compadre son las encargadas de realizar las obras para Sergio Vergara.

No cabe duda que Enrique Doger Guerrero, Blanca Alcalá y la mayoría de presidentes municipales, permitieron el robo del Patrimonio Cultural de Puebla. El estado poblano es tan vasto en riquezas que ha aguantado la explotación indiscriminada. Unos a otros se culpan al final todos son cortados por la misma tijera.

¡Viva la impunidad!

Reporte del Informante

Fingida cordialidad. Las sonrisas y aparente camaradería de Eduardo Rivera Pérez y Claudia Rivera Vivanco, mostradas en la reunión de ayer, pronto cambiarán a gestos de hostilidad.

Menuda sorpresa se llevará la actual presidenta municipal. 

¡El lunes le cuento amable lector!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles