De notarías a notarías

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


07 Jul 2021

Aliados o rechazados. Los privilegios y protección a algunos notarios públicos contrasta con el “garrote" político contra quienes recibieron la patente del morenovallismo. Mientras los fedatarios “honestos” y “legales" al amparo de las autoridades acumulan exorbitantes fortunas. A los del otro bando les revocan las licencias.

Algunos de los argumentos para proceder a la revocación son inexistentes y otros se los sacan de la manga. La consigna a través de la Consejería Jurídica del gobierno y de Carlos Meza Viveros -ilegal a todas luces- es cumplir el capricho.

Sin pasar por alto el negocio redondo que representa la venta de las notarías revocadas. El Consejero Ricardo Velázquez y sus huestes se encargan de comercializarlas. Estafaron a varios con adelantos, a pesar que los litigios no han finalizado.

Un millón de pesos pidió como adelanto de la notaría número 35, aún de Ernesto Zambrano Ramos. Y decimos aún porque el amparo que  interpuso salió favorable. Sin embargo el asunto está “atorado” en la Secretaría de Gobernación.

El plan con maña para estafar lo tenían bien organizado. Desde la cúpula del poder supieron todo el tiempo que la nueva Ley del Notariado no contemplaría más la figura de Auxiliar. Aún así vendieron las posiciones de las notarías en proceso de revocación.

Algunos cayeron como en la notaría de Zambrano Ramos. También en la número 1 de Ciudad Serdán, donde el conocido abogado Manuel Huesca cayó en el garlito y pagó. Como no se cumplió con el trato. Ahora junto con Márgarita Mena -incondicional de Ricardo Velázquez- “trabajan" asuntos relacionados con esa notaria y la número 3 de Zacapoaxtla.

Las pillerías en Puebla se hacen a lo largo y ancho del estado. La manga ancha con la que actúan los funcionarios no tiene paralelo. Y también gente como Carlos Meza Viveros, quien sin cargo oficial se dice asesor del gobierno.

¡”Desmanes” y “Chifladeras”!

Reporte del Informante

Cueva de ladrones. La Notaría 4 en Teziutlán, propiedad de Ricardo Lucio Ibarra Cadena -con oscuro pasado en la dirección del Cereso San Miguel-, ubicada en la calle Constitución Número 4, colonia centro se caracteriza por albergar escándalos de corruptelas al dar fe a actos que son hechos constitutivos de delito. Al amparo de su fe pública actúa con parcialidad por intereses económicos en apropiación ilegal de bienes y raíces.

Lo mismo ocurre con la elaboración de testamentos por personas diferentes al testador. Desde su posición se concretan despojos mediante documentos falsos que en la notaría de la familia Ibarra pasan a la “legalidad".

La Notaría número 4 es otra de las que gozan del privilegio de la protección. No es auditada ni por equivocación. Es una puerta abierta para la corrupción. Todo se puede hacer, sólo es cuestión de tener con que -$$$-.

¡Especialistas en ilegalidades!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles