Golpe a la ambición

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


18 Jul 2021

Línea directa. El lío millonario del patronato Mary Street Jenkins y la Udlap, se resolverá por la vía jurídica. La ilegal intromisión al recinto educativo, recibió un misil dirigido de Palacio Nacional. Se ordenó la restitución de Luis Ernesto Derbez Bautista como rector y el retiro de la policía armada.

De acuerdo con la determinación del fallo de un juez federal, por el momento el nuevo patronato y el nombramiento de Armando Ríos Peter en la rectoría queda sin  efecto. La Udlap siempre ha sido ambicionada por los gobiernos estatales.

Es la consecuencia de los planes del extinto Rafael Moreno Valle Rosas, quien modificó la ley para apoderarse de la Universidad. El plan se truncó por los trágicos acontecimientos. El gobierno actual, intenta aprovechar la oportunidad.

Sólo un pequeño detalle pasó por alto el nuevo patronato: no se trata de apoderarse de una taquería o una dulcería. Se trata de una Universidad con reconocimiento del Conacyt, la Secretaría de Educación Pública y de 36 organismos educativos de Estados Unidos, Europa y América Latina.

El respaldo incondicional de estudiantes, profesores, técnicos, personal administrativo y gestores de 49 licenciatura, 29 maestrías y doctorados, juega un papel preponderante para evitar el castigo que se pretende a la institución por intereses mezquinos.

Por determinación judicial se dio un certero golpe a quienes pretenden apoderarse de la Udlap de manera arbitraria y con la fuerza pública. Y es que 760 millones de dólares son poderosas razones para descartar cualquier trato conciliatorio. La idea es: Todo o nada.

El fallo no se emitió bajo potestad o arbitrio de un juez de distrito. Cuando hay millones de dólares en juego, se requiere de la intervención federal. La razón es simple en Puebla los jueces de distrito se distinguen por acatar órdenes del poder ejecutivo -violando la supuesta autonomía-. A pesar que se trató de una medida suspensional -no definitiva- es decir el litigio aún no finaliza, es un golpe rotundo a la estructura jurídica de la improvisada nueva fundación y sus ambiciones económicas -por cierto alguien sabe: quién nombró a sus integrantes. Quiénes son. De dónde salieron-.

Les falló el cabildeo con Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) antes de actuar contra la Udlap. Nunca imaginaron que pichaban en las Ligas Mayores y no en un juego llanero, en el argot beisbolero el ejecutivo federal los ponchó con una sola recta.

Desde la capital del país se emitió la señal porque los patronatos de prestigiadas universidades privadas, levantaron la voz en unidad con la UDLAP -no con Derbez-. Tal vez podría ocurrir su salida. Tampoco se dará la imposición de Ríos Peter.

¡Táctica equivocada!

Reporte del Informante

Festejo trunco. El festín organizado por Armando Ríos Peter, como nuevo rector de la UDLAP, fue pospuesto por el anunció del falló federal a favor del verdadero administrador del recinto.

El ex senador perredista podría quedarse como el perro de las dos tortas. Es decir sin rectoría y sin el salario como asesor del gobierno estatal. No habría manera de justificar su regreso. Y sobre todo comprobar sus ingresos sin estar en la nómina oficial.

¡La fiesta debe esperar!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles