Tráfico de influencias

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


26 Jul 2021

Mafia protegida. Los abusos médicos que por años se ejercen en el Hospital Angelopolitano de Prados Agua Azul, gozan de plena libertad. A diario se cometen auténticos atracos económicos a los pacientes. Todo es posible por la doble función de Miguel Ángel García Martínez como director del ISSSTEP Y del nosocomio privado.

Miguel Ángel como director del Angelopolitano, paga una renta diaria de 20 mil pesos diarios a los propietarios Miguel Ángel Martínez García, -por cierto titular de una notaría en Cholula otorgada por el morenovallismo, misma que fue excluida de la revocación por la actual administración- y su madre Lizeth García. Esa es la poderosa razón por la que todo aquel que por necesidad cae en el hospital es exprimido al máximo.

El también director del ISSTEP, tiene una red de complicidad para la obtención de recursos. Cuenta con la subdirectora administrativa Diana Núñez Martínez y la doctora general Martha Sánchez Parraguirre. 

Diana Núñez Martínez, tras 15 años de servicio, se encarga de “inflar" al máximo todas las cuentas de los clientes. Altera los costos de los medicamentos. Y hace los depósitos periódicos a Lizeth García y Miguel Angel Martínez García.

En tanto la doctora Martha es la responsable de recibir a todos los enfermos. Sin especialidad alguna. Ordena de inmediato estudios de todo y por todo. En ese momento inician los abusos.

Antes de ordenar llevar al paciente a un cuarto, pide a los familiares acudir a la administración para hacer un depósito de 20 mil pesos mínimo. Martha y los médico restantes tienen la orden de diagnosticar intervenciones quirúrgicas urgentes lo que elevará la cuenta a más de 100 mil pesos más la estancia y medicamentos.

Un médico intensivista apoya en tratamientos de otros males. Le pagan 4 mil pesos. El clímax de la pandemia la aprovecharon para tratar casos de Covid sin ser un hospital especializado. Por la atención cobran 25 mil pesos diarios, sólo de hospitalización.

El hospital Angelopolitano, fue el único que siempre tuvo en existencia tanques de oxígeno. Cuando escasearon y el costo se elevó en el lugar hubo de sobra. Gracias a que los del ISSTEP, fueron trasladados a Prados Agua Azul. Por cada tanque Miguel Ángel, recibió 10 mil pesos de comisión.

Mientras el desabasto de medicinas en el ISSSTEP es permanente. En el Angelopolitano la farmacia está abarrotada a su máxima capacidad. ¿Extraña situación?. El nosocomio privado funciona en la clandestinidad.

Tiene una deuda de años por falta de pago de los servicios  de agua y luz. Con "mordidas" cada dos meses a empleados de la CFE les reconectan la energía eléctrica. Compran pipas del vital liquido que descargan por las noches.

¡Licencia para atracar!

Reporte del Informante

Desquite injusto. La recta final de la administración municipal, suma más negativos cada día. La medida de despidos masivos en las diferentes dependencias, aumentan el rechazo.

Gente que apoyó la campaña de reelección que fue contratada en el Rastro Municipal fue despedida sin previo aviso. 

El subdirector Miguel Ángel Estrada y su gente, incluida la recepcionista y 6 elementos de mantenimiento se quedaron sin empleo. 

¡Despidos injustificados!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles