Cambios obligados

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


17 Ago 2021

Primer round. En la pelea por las plazas de la Secretaría de Salud, el primer round se lo apuntó el Sindicato Nacional. Los paros y protestas de los empleados propició la remoción de los altos mandos del Hospital General de Cholula.

La presión de los dirigentes del Sindicato Nacional de la Secretaría de Salud, encabezados por Patricia Elizabeth Parra (sección 25); Julieta Pérez (sección 82) y Ulises Germán Téllez (sección 75), consiguieron la primera parte de sus peticiones.

Mientras negocian el resto de los puntos. El director general del hospital Julio Méndez, fue destituido. Lo mismo ocurrió con el administrador Mario Javier Villegas y el subdirector César García. Ante las pruebas contundentes de corrupción sus posiciones eran insostenibles.

Los mandos colocaron amigos y familiares como trabajadores de base. A pesar de todo el ahora exdirector Julio Méndez, será colocado en Tehuacán. Aún está pendiente la salida de Hilda Vázquez Sánchez directora de personal.

A la dirección del hospital llegó la ginecóloga Lau, quien desde la presente semana despacha como mandamás. El triunfo parcial del Sindicato es insuficiente. En la negociación destaca la salida de personal de contrato porque están en desacuerdo que empleados de base cobren sin trabajar.

Aunque pareciera que el poderoso pulpo que tiene secuestrado al nosocomio, moriría al cortarle cabeza. No es así los tentáculos que quedan se mueven con toda libertad.

La flamante directora deberá enfrentar además de a Hilda Vázquez a Socorro Ramírez Romero, jefa de Recursos Humanos  quien colocó a familiares y amigos en lugares estratégicos en los hospitales del estado.

Para los dirigentes sindicales los cambios en la dirección es una mínima parte del pliego petitorio. La prioridad son las bases disponibles de médicos, enfermeras, camilleros y empleados. Las cotizadas plazas las maneja a placer Hilda Vázquez.

Los médicos y personal que han laborado más de año y medio en el hospital de Cholula. Y que enfrentan a diario al peligro del Covid, son ignorados para darles una plaza. En cambio los de base siguen con permisos con goce de sueldo por la pandemia.

La victoria del Sindicato aún no se consuma. Se dará si logran el 100% de las peticiones. Están dispuestos a arriesgar. Quieren todo o nada. Para aumentar la presión, turnaron la situación a la dirigencia de la capital del país.

Por lo pronto la puntuación del primer round se sumó a su tarjeta. Falta para decretar al ganador por decisión unánime o dividida. 

¡Remoción de mandos!

Reporte del Informante

Ordenes de ataque. La voracidad de algunos funcionarios es aterradora para los poblanos y poblanas. A todo le ven signo de pesos. La campaña contra el notario Paulo Javier Rodríguez, titular de la Notaría 1 de Tepeaca, obedece a intereses económicos de la Consejería Jurídica y sus cómplices.

Para que tenga una idea amable lector de lo que le revelaré mañana. No existen elementos comprobatoria para quitar la patente a la notaría. El escándalo mediático lo desataron para que el fedatario accediera a ¿qué cree? Por supuesto pagar una cuota extra exigida.

La Notaría seguirá en funciones porque Paulo Javier, accedió al pago, también le diré cuánto desembolso para que lo dejen en paz. Por lo menos durante un tiempo.

¡Extorsiones millonarias!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles