Señales de alerta

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


01 Sep 2021

Adiós sin despedida. El maquillaje de cordialidad de la salida de Aurelio Vargas Fosado de la Subsecretaría de Gobernación, fue insuficiente. La razón poderosa es la investigación de la Fiscalía General de la República que le sigue los pasos hace tiempo. La renuncia directa se la pidió la Secretaria de Gobernación, Ana Lucia Hill por órdenes del huésped de Casa Aguayo.

Lo cierto es que lo renunciaron para que atienda “asuntos" personales. Tan personales como una posible cita de la FGR. Lo que irremediablemente dañaría al gobierno estatal poblano. La administración poblana sin nexos con Ardelio se deslinda de las investigaciones de México.

Una de las líneas de investigación, según nos relata una fuente confiable es: la introducción de la delincuencia organizada. Textualmente un Cártel del Occidente del país para actuar con toda libertad en Puebla. También su turbio pasado del que dejó huellas claras.

La bomba de tiempo anunciada con anticipación por La Entrega, podría estallar en cualquier momento. Sexenio tras sexenio Vargas Fosado, ha sabido cobijarse con los gobernadores en turno. Incluso a nivel nacional en la presidencia de México con Peña Nieto. 

Ahora la suerte podría cambiarle. Sin el poder que brinda ser parte del gabinete. Sin duda Aurelio será vulnerable. En el trayecto deja huérfanos a muchos a pesar de que siguen en la administración.

También se dice que Hilda le pidió la renuncia porque metió mano -con previa cuota- en los nombramientos de delegados de gobernación al interior del estado. Ardelio Vargas arrastra una estela de corrupción interminable.

La salida del poder deja huérfanos a muchos personajes entre los principales anote a: Rogelio López Maya, a quien colocó en la Secretaría de Seguridad Pública; Omar Alvarez Arronte a quien impuso en la dirección de la Policía Estatal Preventiva.

Y sobre todo a su hija Guadalupe Vargas, quien repetirá en la presidencia municipal de Xicotepec –aún está pendiente el pleito con los hermanos Valencia-. Y sobre todo a su sobrino Mauricio Saad Viveros, quien se despacha con la cuchara grande en la dirección de la Policía Auxiliar.

El despido de Ardelio fue tan frío como la mañana de ayer. Sólo fue recibido por la secretaria de gobernación.

La primeras horas de ayer como exfuncionario de gobierno, Ardelio las dedicó a cerrar filas con sus “colaboradores" por fuera. Al filo del medio día acudió en su BMW al respaldo de VIPS del bulevar 5 de Mayo y la 31 oriente, donde se reunió con unos individuos para decirles que las actividades serían paradas.

Sólo estuvo unos minutos, de inmediato su chófer puso en marcha el lujoso vehículo para marcharse.

¡Maniobras detenidas!

Reporte del Informante

Labor titánica. El cambio en la comunicación del Tribunal Superior de Justicia, de Jorge Luis de León García por Mariano Serrano -ambos amigos de hace años de La Entrega- será insuficiente para tapar el mundo de corrupción que predomina en el organismo que nada tiene de autónomo.

Es una lástima que utilicen a profesionales de la comunicación sólo ‘tapar" algunas cosas de la poderosa mafia que imparte justicia con parcialidad total y a conveniencia. Mariano sólo tendrá acceso a información intrascendente como ocurrió todo el tiempo con Jorge Luis de León, quien ganó más al dejar un lugar hundido en la podredumbre.

El material que tiene La Entrega sobre el TSJ es una joya auténtica, pronto la revelaremos.

¡Tribunal en el lodo!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles