Más talento e inversión extranjera en México

  • URL copiada al portapapeles

¿Qué tan bueno es tener en tu trabajo compañeros de otros estados o países? Más allá del tema social, ¿te has puesto a pensar lo que esto significa en términos económicos?

 

Vivo en una ciudad que por años ha sido cobijo de miles de estudiantes foráneos y extranjeros; en un estado donde según datos del Censo de Población y Vivienda 2020 del Inegi, viven 30 mil 819 personas nacidas en otro país.

 

La inmigración es una puerta a nuevos pensamientos, innovación, productividad y bienestar poblacional, y poco lugar tiene en la agenda de nuestro país. En las campañas electorales, por ejemplo, se escuchan muchas propuestas pero pocas o casi ninguna al respecto. Se ve en las noticias la problemática de los migrantes pero no se habla de aquellos que han llegado en regla y trabajan codo a codo en este país.

 

¿Qué pasaría si en México aprovecháramos más la llegada de extranjeros calificados, de capital humano inmigrante? Te voy a poner un ejemplo de nuestros vecinos del norte. En Estados Unidos el 55% de las startups estadounidenses cuyo valor ronda en más de mil millones de dólares, y poco más del 40% de las empresas rankeadas en Fortune 500, fueron fundadas por un inmigrante o por sus hijos o nietos.

 

“Un estudio de Endeavor sobre el sector tecnológico de la Ciudad de México encontró que, de 328 fundadores de 204 compañías, el 31% fueron identificados como extranjeros, quienes han creado al menos 9,800 empleos y recaudado $1.72 mil millones de dólares de capital en la capital mexicana.” - México cómo vamos A.C.

 

Muchos de los empresarios más importantes de nuestro país son hijos o nietos de inmigrantes. Imagínate que un Julián Slim no hubiese llegado a México desde Libia, no hubiese fundado la Estrella del Oriente y no hubiera decidido tener hijos mexicanos, entre ellos a Carlos Slim. O que los abuelos de María Asunción Aramburuzabala o el padre de Lorenzo Servitje hubiesen decidido mejor quedarse en España. Creo que más allá de pensar en qué los inmigrantes nos quitan oportunidades a los locales, deberíamos de pensar en cómo hacer sinergia y crecer a este país.

 

“México ha pasado de ser un país de tránsito a convertirse en una nación de destino.” - Jorge Medina, El Economista

 

Antes veíamos que la inmigración laboral se daba entre nuestras ciudades. Ahora, el talento va de Colombia a Canadá, de Inglaterra a México... con una facilidad que asombra. La globalización y el mundo digital han reducido fronteras. Como empresarios hoy tenemos la oportunidad de contar con mayor diversidad de talento de todo el mundo y sin necesidad de movernos de nuestra ciudad. ¿Estamos listos? Digamos sí al expansionismo empresarial.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles