¿Hacia dónde avanza el mundo? ¿Integración o separación?

  • URL copiada al portapapeles

Existen un sinfín de países, Universidades, organismos tanto gubernamentales como no gubernamentales, think tanks, bloques regionales e incluso empresas trasnacionales, quienes con paso firme han promovido y continúan impulsando procesos de integración a nivel internacional.

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL por sus siglas), la integración se refiere a un proceso multidimensional cuyas expresiones incluyen iniciativas de coordinación, cooperación y convergencia profunda, abarcando no solo temáticas económicas y comerciales, sino también políticas, sociales y culturales.

Y si bien resulta retador oponerse a la idea de que países trabajen de manera coordinada en atención a la interconexión producida por la globalización, reconociendo que los problemas globales requieren soluciones globales, actualmente se observan varios escenarios y situaciones en las cuales se detecta polarización y división generada por diversos países.

Uno de los casos a los que me refiero, se trata del nuevo acuerdo AUKUS, cuya iniciativa es impulsada por Australia, Estados Unidos y Reino Unido. Estos tres países, se han unido para desarrollar una asociación en materia de seguridad buscando combatir el dominio de China en la región Indo-Pacífico. Este pacto trilateral, permitirá a Australia construir submarinos de propulsión nuclear y desarrollar mayor inteligencia y tecnología en esta área geográfica. Y aunque una unión de este tipo no se trata de una iniciativa sin precedentes, una de las mayores críticas ante este acuerdo se refiere a los pronunciamientos de Francia quien ha acusado al Gobierno australiano de traicionar su confianza y cancelar un millonario contrato con la empresa Naval Group para construir submarinos. El gobierno francés también ha señalado públicamente que el presidente Joe Biden ha actuado como el expresidente Donald Trump al implementar una estrategia de ignorar a sus aliados.

Por su parte China ha respondido y pedido a los tres países firmantes que “abandonen su mentalidad de la Guerra Fría" (Europapress.es, 2021).

Otra situación que genera preocupación al interior del único bloque regional con autoridades de naturaleza supranacional, con una unión económica, monetaria, aduanera y migratoria consolidada, me refiero a la Unión Europea, se trata de las recientes amenazas de Polonia por salir de la Unión.

Hace tan solo dos semanas, en Varsovia, se veía una población dividida, por un lado, grupos de polacos cubriendo su cuerpo con la bandera azul de la Unión y por otro, grupos portando la bandera rojo blanca de dicho país. Esto ocurre en medio de la todavía crisis sanitaria internacional y a meses de que Reino Unido oficialmente saliera de la Unión.

Un hecho más a destacar en esta región, se refiere a las recientes acusaciones entorno a actos de corrupción imputados al ex primer ministro de Austria, Sebastián Kurz. Actualmente, la Fiscalía de dicho país continúa realizando una serie de investigaciones sobre una supuesta financiación con fondos públicos de encuestas favorables al líder conservador.

Esto preocupa a las instituciones de la Unión Europea por que estas acciones no salvaguardan los principios, valores y el estado de Derecho que ha promovido este bloque desde su creación y despierta una serie de interrogantes ante las que destacan ¿cuál es el futuro de la Unión Europea? ¿podrán prevalecer sus ideales y su número de miembros? ¿Deberán sacrificar sus valores por conservar sus integrantes?.

Por último, pero de ninguna manera menos importante, no olvidemos que estamos enfrentando dos grandes crisis humanitarias consecuencia de las guerras, la violencia, la corrupción, la pandemia y los desastres naturales, me refiero a lo que acontece en Afganistán y Haití. La comunidad internacional continua sin ponerse de acuerdo y asumir responsabilidades solidarias que brinden una real ayuda a los cientos de inmigrantes que se desplazan.

Para concluir este ejercicio de reflexión, quisiera resaltar los discursos pronunciados por las Naciones Unidas, quienes a través de su representante máximo, el Secretario General António Guterres, continúan haciendo un llamado a la unidad, sin embargo, la realidad parece ser contraria a la integración pues hechos como los aquí analizados demuestran que prevalecen los intereses privados ante los colectivos, la agenda doméstica antes la colaboración internacional y una marcada, incluso creciente necesidad de distinguir entre aquellos países que pueden y aquellos que puede nunca se recuperen.

Fuentes consultadas:

Europapress. 16/09/2021. EEUU, Reino Unido y Australia anuncian un acuerdo en materia de seguridad frente a China. Consultado en https://www.europapress.es/internacional/noticia-eeuu-reino-unido-australia-anuncian-nuevoacuerdo-trilateral-materia-seguridad-20210916013416.html

Lluís Muñoz Pandiella. 16/09/2021.“Esto no se hace entre aliados”: Francia reacciona al acuerdo AUKUS y fustiga a Biden. Consultado en https://www.france24.com/es/asiapac%C3%ADfico/20210916-francia-reacciona-aukus-acuerdo-submarinos-eeuu-australia LUDOVIC MARIN (AFP). 06/10/2021.

La Fiscalía de Austria investiga por corrupción al canciller conservador Kurz. El ministerio público. Consultado en https://elpais.com/internacional/2021-10-06/la-justicia-de-austria-registra-la-sede-del-partido-de-kurz-y-despachos-de-la-cancilleria.html 

Gloria María Domínguez, Directora de Programa de Derecho, Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno Región Centro-Sur, Tecnológico de Monterrey, Campus Puebla

Twitter: @GloriaD880202

Linkedin: www.linkedin.com/in/gloria-maría-domínguez-376a0275

La opinión expresada en este artículo es responsabilidad de la autora y no refleja el punto de vista del Tecnológico de Monterrey.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles