Hospital de la muerte

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


17 Nov 2021

Personal contagiado. Laborar en el Hospital General de Cholula es como jugar a la ruleta rusa. Un nuevo oleaje de Coronavirus azota las instalaciones. Está vez le tocó a personal que jamás ha tenido contacto directo con pacientes . Se trata del área de gobierno del personal administrativo el que lleva un trabajo relajado tranquilo y sereno. Los focos rojos se encendieron en el nosocomio donde no hay medicamentos para tratamientos.

El peligro de muerte o daños irreversibles a los trabajadores es inminente. Las posibilidades de contagio en el hospital aumentan a diario. Personal administrativo contagiado, propagaron el virus e infectaron a los del área de comedores.

La intensidad de labores ordenadas por la directora Elizabeth Lau, apoyada por la subdirectora María Eugenia Maldonado Toledo, quienes desconocen el peligro real porque jamás -desde sus llegadas en agosto- han visitado a los pacientes. 

Las autoridades hospitalarias prohíben los descansos principalmente a cuerpo médico, enfermeras y camilleros, quienes son obligados a laborar fines de semana y días festivos.

La subdirectora es inflexible y cerrada, no escucha razones. La mayor parte del tiempo la dedica a regañar a todo el que ingresa a las instalaciones. También a los vigilantes y vendedores ambulantes que se instalan afuera.

Sólo baja del cuarto piso -donde esta su oficina- para decir que cuando estuvo en Tecamachalco nadie comía al interior del hospital. Y el café para los médicos está estrictamente prohibido por que los estresa mucho.  La situación es complicada con más de 15 personas no de blanco dedicadas a oficina. 

Una doctora contagiada a la que le atribuyen el contagio generalizado y la estigmatizaron en él área de gobierno, el jueves pasado  pidió apoyo para una tomografía. En respuesta María Eugenia Maldonado, la bajó a gritos del cuarto piso. Ordenó que se retirara y puso un policía con una cadena para que impida que médicos suban al área de gobierno.

Esto generó indignación al grado que sus compañeros médicos cooperaron para que la doctora fuese a servicio particular a tomarse una tomografía. Las cosas han subido de tono cada día más contra la oriunda de Tecamachalco, su actitud discriminatoria no conoce límites y en cualquier momento puede generar un acto de violencia grave.

¡Trabajo riesgoso!

Reporte del Informante

Votación trascendental. La dinámica vía electrónica para elegir a los nuevos representantes del Máximo Órgano de Gobierno de la BUAP para el periodo 20021-2023, se puso en marcha. La Rectora Lilia Cedillo Ramírez, emitió su voto en la elección del Consejo Universitario.

La unidad que procuró desde la toma de posesión de la Doctora Cedillo, espera continúe en el proceso donde se elegirán 86 consejeros académicos, 86 consejeros estudiantes y 3 consejeros no  académicos para un total de 175 representantes. A ellos se sumarán 43 directores de unidades académicas para un total de 218 integrantes del Consejo Universitario.

Una vez concluida la votación -ayer en la tarde-noche- el jueves en sesión extraordinaria se calificará el proceso para que el 19 de los corrientes se proceda a la instalación del nuevo Consejo Universitario.

¡Llamado a la unidad!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles