De la mano de la inteligencia artificial

  • URL copiada al portapapeles

Subes a tu auto y le pides a Siri que abra Waze para saber la ruta más rápida al aeropuerto. Saliste tan rápido que olvidaste cerrar el portón, entonces le dictas a WhatsApp un mensaje para que se lo haga llegar a tu esposa. Recuerdas que no mandaste una cotización, así que nuevamente le pides a Siri que le marque a Margarita, tu asistente, para que la envíe por correo, y le recuerdas que use Grammarly para que no se vaya a ir por ahí un dedazo. Estando en el aeropuerto pasas por cámaras que detectan tu temperatura y haces check-in escaneando tu pasaporte. Te compras un café, el cual pagaste sin problema con tu tarjeta, que al ser pasada por la terminal, en automático manda la notificación al banco, y éste a su vez verifica conforme a tus “hábitos de compra” si eres tú o es un fraude. Por último, te sientas en la sala de espera, y notas cómo algunos de los anuncios de tus redes sociales son referentes a los audífonos que estuviste buscando en Amazon hoy por la mañana. 

¿Relato de ciencia ficción? No. Así es como hoy vivimos; interactuamos en todo momento con inteligencia artificial. La IA es una de las vertientes más importantes en materia de tecnología hacia el futuro, y los avances no se detienen. Los automóviles autónomos, por ejemplo, están cada día más cerca buscando seguridad, cero emisiones y tránsitos más ordenados. El diagnosticar y/o combatir enfermedades, o enfrentar problemas globales como la emergencia climática, podrá ser más viable al hacer uso de inteligencia artificial. El tener sembradíos o granjas inteligentes ya es prácticamente una realidad.

Un estudio de PwC indica que la IA logrará un aumento del 14% del PIB a nivel mundial para el 2030. ¿Cómo pinta para México? Según el Cippec “la adopción acelerada de tecnologías asociadas a la IA pueden traducirse en un crecimiento sostenido adicional de carácter general del 1 % del PIB durante la próxima década.” Hoy 14% de las compañías en territorio nacional han implementado ya la inteligencia artificial como parte de sus operaciones de negocios. Sin embargo, hace mucha falta inversión, formación y difusión de las virtudes de la IA. 

“La gobernanza de la inteligencia artificial es el paradigma que tenemos que resolver. Tecnológicamente ya tenemos los algoritmos que están aprendiendo y tomarán sus decisiones; ya tenemos mucha información en computación cuántica y redes neuronales. Pero el punto de inflexión que cambiará nuestro modo de vida es cómo vamos conseguir mantener el control de esas decisiones que se tomen de manera autónoma.” - Belén García, directora de Tecnología y Desarrollo de Airbus Defence and Space

Estamos caminando hacia desarrollos de programas que eviten errores humanos, hacia un mayor desarrollo científico. La inteligencia artificial ya está cambiando por completo al mundo. Adaptarnos, ha sido y será muy fácil. Pero, ¿seremos capaces de tener el control de las decisiones autónomas que tomen las máquinas?

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles