Gobierno aldeano

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


16 Dic 2021

Solo con su soledad. Lo peor que le puede pasar a un político es ser ignorado. La desgracia de Gerónimo Barbosa se gestó hace tiempo. El desprecio del presidente AMLO y todo el gobierno federal, fue ratificado al rechazar la invitación a presenciar su (des)informe.

Nadie en el país y menos en la capital se percató que Gerónimo informó los nulos logros en Puebla. A pesar de los inútiles intentos porque López Obrador aceptará la invitación propuesta con anticipación -un mes- ningún eco encontró.

Las insistentes llamadas a las oficinas de la presidencia de la república no fueron contestadas más. En la última la sentencia fue devastadora: la agenda presidencial está saturada hasta fin de año. El presidente tiene compromisos prioritarios que cumplir.

Otro intento desesperado porque algún representante del gobierno federal asistiera a la fiesta barbosista, fue ignorada. Nadie aceptó. Sin opción ante la rotunda negativa de última hora Gerónimo Barbosa anunció un “informe austero”.

El unánime rechazo de la clase política del país fue más que un simple desaire. Los gobernadores morenistas también declinaron la invitación. El frío invernal que se aproxima abrazó a Gerónimo Barbosa.

El mensaje del verdadero poder en México no pudo ser peor. Gerónimo Barbosa fue borrado del mapa. No existe. Lo tienen sentado en el último escalafón de los mandatarios estatales.

Después de abril próximo se dará la sentencia definitiva a su mandato. Será utilizado para la encuesta de revocación de mandato. Prioridad para el presidente de México. Tiene la encomienda de captar 150 mil votos por lo menos.

El pobre trabajo del gobierno barbosista a la fecha sobre el tema es otra molestia más de López Obrador. Por ello tomó medidas precautorias. Sabe que Gerónimo juega la partida con otras cartas. Al respecto ya hay gente en Puebla que trabaja en la organización de las votaciones de abril.

Gerónimo Barbosa por segundo año consecutivo se quedó solo con su fiesta. El año pasado por la pandemia pronunció un (des)informe virtual y ahora por rechazo ante sus porristas nada más.

Por cierto, los dos mensajes han sido recurrentes sobre los mismos temas: “tomamos decisiones difíciles, pero actuamos de buena fe”.

¡Sin poder de convocatoria!

 

Reporte del Informante

Demandas abiertas. El ayuntamiento de Eduardo Rivera y el sindicato de trabajadores de la comuna, desde octubre enfrentan las demandas de los empleados a los que Claudia Rivera les dio bases. Fueron 100 los beneficiados por la exedil municipal.

La mayoría interpusieron los pleitos legales luego de ser despedidos del ayuntamiento y quitarles la condición de empleados basificados. De acuerdo al sindicato ningún trabajador de base podrá perder su empleo sin algún motivo justificable.

Los 100 empleados favorecidos, son gente de Claudia Rivera, la mayoría sin los méritos necesarios para recibir la base. Tampoco el tiempo suficiente que se requiere. La mayoría contaba con dos o tres años de laborar y existe gente con más antigüedad que no han recibido el beneficio.

Ambas partes ayuntamiento y empleados se demandaron. Los trabajadores por despidos injustificados. Y la comuna por falta de honorabilidad.

¡Batallas infructuosas!

 

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles