Ni héroes ni heroínas en la 4T poblana.

  • URL copiada al portapapeles

Con la llegada de las fuerzas democráticas encabezadas por la 4T, los morenistas poblanos pensaron que las condiciones de organización y construcción del nuevo rumbo propuesto por AMLO serían fáciles. Pero, así no han sido las cosas, hemos visto que este movimiento de masas no ha logrado consolidarse en el territorio poblano, las directrices nacionales no han sido aplicadas cabalmente o mejor dicho no ha habido la presencia de un liderazgo estatal sólido que pueda uniformar criterios y por supuesto acciones.

Basta volver a analizar los acontecimientos durante la elección pasada que, lejos de unir liderazgos, abrió trincheras entre los propios morenistas y otros. Estuvieron en franca rebeldía ante la cuestionada entrega de candidaturas que a quienes no les satisfizo, decidieron traicionar al proyecto lopezobradorista.

En otros tiempos con este mismo escenario jamás hubiera existido un ejercicio como el que vivimos el pasado proceso electoral y, los antihéroes obradoristas se salieron con la suya, el intento por hacer un boquete político en el centro de la República, lo lograron y, obtuvieron el triunfo los antiobradoristas. Definitivamente, no creo que Andrés Manuel esté muy contento con estos resultados.

No olvidemos que la 4T nació ante la necesidad de dar un nuevo rumbo nacional y establecerse como nuevo paradigma político para enfrentar los privilegios, corrupción, desigualdad y abusos  que los gobiernos anteriores traían como su modus vivendi y operandi.

Con las nuevas directrices del nuevo gobierno federal, acompañado de los dieciocho gobernadores morenistas, se ha tenido como objetivo la consolidación de una forma honesta de combatir la desigualdad social e imponer fin a la era de los gobiernos “neoliberales”.

El balance de la 4T para Puebla y los poblanos, ha dejado mucho que desear. No hay héroes ni heroínas que podamos decir que hayan impulsado rigurosamente las encomiendas de su líder nacional.

Ante este escenario de la cuarta transformación poblana, hemos vivido durante tres largos años, con intereses políticos que se enfrentan entre ellos por la ausencia de liderazgo y por la rebeldía misma de los diferentes grupos; se ha estado muy lejos por mantener con fuerza el movimiento de regeneración y transformación nacional.

Seguimos viendo rostros y actitudes del pasado y, pocos muy pocos se han mantenido congruentes a los principios básicos del partido.

La transformación del movimiento social/popular si bien es cierto que, goza del reconocimiento de una amplia mayoría y Andrés Manuel tiene una amplia aceptación y popularidad, la pregunta que me surge es ¿Cuántos y cuáles son los héroes poblanos de esta 4T que han hecho suyo el proyecto de Nación? ¿Cuántos han sobrepuesto sus ambiciones personales? ¿Cuántos morenistas están reproduciendo los viejos vicios de los partidos neoliberales? ¿De qué adolecen los grupos morenistas?

Sin lugar a duda, hemos visto que los pocos morenistas  que se han mantenido en la congruencia con los ideales transformadores se cuentan con los dedos de la mano; de los siete diputados federales sobresale la participación del coordinador de Morena –Ignacio Mier- y tal vez un par de ellos –Alejandro Carvajal y tal vez otro-.

Si observamos a los diputados locales, hoy con la controvertida aprobación al DAP, de los diputados que conforman el PRI, PAN, PRD, PSI, la votación a favor era la esperada, ¿Pero, para los morenistas? ¿Estar a favor del  incremento del 5 al 6% en el recibo de la energía eléctrica? En verdad resulta patético ver que sólo cinco de ellos se oponen a dicho cobro a pesar del llamado que hizo la dirigencia estatal del partido por NO aprobarlo pues “va en contra de la plataforma política” Y ¿qué decir de los alcaldes? Entre los más de cincuenta de los que se han pronunciado a favor del cobro, se encuentran varios de los morenistas.

De alguna manera podemos inferir que el quehacer de la 4T, como movimiento transformador aún nos debe mucho. Las promesas de AMLO se están topando con la realidad de los morenistas camaleónicos poblanos; aún vemos  en varios órdenes de gobierno que han dejado de lado los tres mandamientos obradoristas: No robar, no mentir, no traicionar al pueblo.

Finalmente, un excelente ejercicio sería si los morenistas pudieran cerrar filas con la vieja guardia de la izquierda poblana, que si bien es cierto, que ambos grupos simpatizan y apoyan al lopezobradorismo, hoy por hoy, en la segunda mitad del gobierno de Andrés Manuel debieran estrechar agenda y por lo menos unificar esfuerzos en pos del próximo escenario electoral Nacional y poblano.

Los demonios ya andan sueltos. En Puebla, sólo dos personajes se ven con alcance de miras por la candidatura a gobernador. Pues, el tiempo vuela y no deben dejar de lado el interés de López Obrador por impulsar a su “delfín(a)” cerca muy cerca de quien o quienes hayan sido verdaderamente leales a su proyecto.

 Al tiempo.

 

@mayrusmayrus7

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles