Colombia en Atlixco

  • URL copiada al portapapeles

Adrián RUIZ


06 Ene 2022

Terror sudamericano. Desde junio del año pasado Atlixco está sitiado  por dos frentes. Uno es la pésima administración de la presidenta Ariadna Ayala Camarillo. Y otro el asentamiento de la mafia colombiana. Los atlixquenses no tienen vía de escape.

El municipio se ha convertido en uno de los más peligrosos del estado. Los homicidios, desapariciones, secuestros, extorsiones, venta de droga y un sinfín de etcéteras, se incrementaron sin medida. La edil hace oídos sordos a los reclamos de los gobernados.

El peligro de vivir en Atlixco está latente las 24 horas del día. Sin recato alguno y con la complacencia de las autoridades la delincuencia impuesta por una banda de origen colombiano, impone el terror en toda la región. Los activos fuertes son: el agiotismo y la venta de droga. Aunque los secuestros también forman parte de su cartera.

Nos relatan que los homicidios de jóvenes principalmente, obedecen a la incorporación de ellos a la banda. Los suman a sus filas para después obligarlos a vender droga a fin de tenerlos endeudados todo el tiempo.

La banda colombiana se introdujo en Atlixco mediante ataque frontal a los prestamistas locales. Sin medida inundaron a la ciudad con capital ilícito. Empezaron a repartir dinero prestado sin requisitos y con bajo interés. El gancho funcionó y la mayoría de comerciantes, abandonaron a los agiotistas de siempre.

Los colombianos aprovecharon para aumentar el interés para que no pudieran pagar. Así obligaron a los jóvenes a “trabajar” en la venta de droga. La mercancía se las dan en grandes cantidades para que no puedan liquidarla y la consuman.

De esa manera viven endeudados permanentemente. Comprometidos hacen otros trabajos para la red colombiana. La impunidad con la que opera es inaudita. Lo hacen a todas horas sin que la policía local haga nada.

De manera sospechosa Ariadna Ayala y su equipo de seguridad, se hacen de la vista gorda a pesar que conocen y saben perfectamente de la presencia de la criminalidad colombiana en Atlixco. La presidenta es un adorno más del zócalo del municipio. Inmóvil obedece órdenes de quién la puso en el cargo.

Los atlixquenses viven el mayor grado de criminalidad de su historia. En el pasado quedó la tranquilidad característica de uno de los Pueblos Mágicos de Puebla. Lo peor es que el dominio lo asumió gente extranjera de Colombia.

¡Invasión colombiana!

Reporte del Informante

Sin solución. La ineptitud de los mandos de seguridad de Atlixco, es de dimensiones escalofriantes. Nada saben del homicidio de Ebony Ortiz, mujer de 21 años de edad, reportada como desaparecida desde el pasado 16 de noviembre y encontrada sin vida el 24 de diciembre.

Ni la menor idea de lo sucedido tiene la policía de Atlixco. De no ser por campesinos que encontraron el cuerpo sin vida en campos de cultivo, la mujer seguiría en calidad de desaparecida. De acuerdo con su hermana Sonia Ortiz, tenía un disparo en la cabeza

¿Sabe porqué tanta ineptitud de la seguridad de Atlixco? La respuesta es quién está a cargo y quién lo puso. Le cuento en otra Entrega. Una pista: fue chófer.

¡Reto imposible!

Licenciado en periodismo

ruizdur@hotmail.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles