¿Para qué elegimos Presidentes Auxiliares?

  • URL copiada al portapapeles

El próximo domingo 23 de enero estarán en juego las elecciones de quienes estarán al frente de las Juntas Auxiliares durante los tres años siguientes a partir del segundo domingo de febrero. La importancia de esta elección radica en el trabajo organizado desde la base social. Es ahí donde se inicia la estructura orgánica municipal y desde la construcción y fortalecimiento de estos núcleos sociales es donde se fortalece o debilitan las administraciones municipales. Si bien es cierto que las reglas no son democráticas ni claras en las juntas auxiliares, tienen un “peculiar” sistema político, pues la cercanía del represente auxiliar y sus gobernados genera la forma de gobierno más  cercana a la gente.

Se vuelve interesante saber que la responsabilidad del proceso electoral recae en las secretarías de Gobernación Municipal y pese a que durante los últimos días hemos visto que existió la petición  hecha por 68 Ayuntamientos poblanos para que el Instituto Estatal Electoral “colaborara” en las elecciones, argumentando que no pueden ser ni juez ni parte, pero, de inmediato el Instituto rechazó esta petición puesto que el costo de este proceso oscilaría aproximadamente en 40 millones de pesos.

Definitivamente cada Ayuntamiento es responsable de la aportación económica y el IEE  apoyará con el préstamo de urnas y mamparas, además del líquido indeleble y el listado con datos de Reconocimiento Óptico de Caracteres (OCR) de los ciudadanos inscritos en la lista nominal. El IEE solo intervendría por mandato de la Sala Regional del TEPJF así como sucedió hace tres años.

De ahí que en las 659 juntas auxiliares que conforman nuestro Estado  integrantes de diversas planillas están en campaña. El tiempo para hacer proselitismo es corto y, ante la alza de contagios por Ómnicron han fortalecido la nueva arena política vía redes sociales y  whatsapp. Definitivamente,  la regulación del proceso se pone en entredicho por carecer de normatividad electoral vinculada de manera directa con el INE, pero en fin, el proceso fluye.

Lo cuestionable es el hecho de tener primero la elección de los alcaldes y meses después la elección de presidentes auxiliares, el proceso se vuelve sospechoso pues se vuelve tardía la contribución desde las Juntas Auxiliares para la conformación del Plan Municipal de Desarrollo y, por supuesto, la legitimidad de estas elecciones genera duda y suspicacia.

En el caso de Puebla capital 97 planillas se registraron para contender por las 17 Juntas Auxiliares y solo 86 obtuvieron su registro. Lo interesante de esta elección será ver la participación política y las facultades que tendrán dentro de los diferentes cabildos. Y valorar, hasta dónde la voz de las Juntas Auxiliares será escuchada para primero identificar y luego solucionar algunas problemáticas ciudadanas así como las posibles reformas a la Ley Orgánica Municipal del Estado de Puebla.

Si bien es cierto que, ante la falta de planeación y de un reglamento acorde hemos visto que las elecciones en las Juntas Auxiliares se tornan violentas y desorganizadas, como por ejemplo se sabe que pobladores del municipio de Tepanco de López, denunciaron  al alcalde Eusebio Martínez, pues haciendo uso de su envestidura ha bloqueado el registro de candidatos indígenas, violentando su derecho a ser votado y discriminando por el hecho de pertenecer a un grupo étnico. Así como se dio a conocer el día de hoy las amenazas de muerte que recibió la candidata Isis Martínez en la Junta Auxiliar de San Pablo Xochimehuacan.

Si bien es cierto que, deberíamos valorar el rol que juegan las Juntas Auxiliares en la construcción de una mejor sociedad a través del fortalecimiento del tejido político y social, un punto y aparte merece el trabajo que realizan candidatos netamente ciudadanos que recogen peticiones y necesidades reales junto con su planilla en favor de su comunidad, tal  es el caso de la planilla Círculo Rojo encabezada por Feliciano González Aguilar, quien recorre La Resurrección, una de las Juntas Auxiliares más retiradas de la zona centro del municipio de Puebla y que día a día sigue sumando simpatizantes y adeptos incluyendo a una mayoría de mujeres dentro de su propuesta de equipo de trabajo.

Finalmente, las necesidades de las Juntas Auxiliares van más allá de la organización y modificación de su proceso electoral y las posibles reformas a la Ley Orgánica Municipal del Estado de Puebla, se requieren reformas efectivas que pongan un alto al rezago en el que muchas se encuentran sumidas. Necesitan priorizar los servicios básicos así como poner fin a la desigualdad que existe entre ellas. La planificación de las ciudades es un reto, pero sólo a través de la organización y administración se puede solventar. Por lo pronto, este domingo 23 que se eligen presidentes de Juntas Auxiliares, estaremos pendientes… Al tiempo.

@mayrusmayrus7

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles