‘El día que me quieras’ y el arte antorchista

  • URL copiada al portapapeles

Este fin de semana, el Movimiento Antorchista Nacional transmite desde su cuenta oficial de Facebook y de YouTube su Encuentro de Folclor Internacional. Es el segundo año en que lo realizamos de manera virtual, en redes sociales, debido a la pandemia del Covid que azota a nuestro país. Antes, este bello concurso lo realizábamos en el Auditorio Metropolitano de Puebla y, después, en el conocidísimo auditorio de La Guelaguetza en Oaxaca.

Este fin de semana, más de 350 bailarines, de 10 diferentes compañías de baile folclórico de 10 estados, presentan el folclor de Bolivia, Argentina, Colombia, Perú, Venezuela, República Dominicana, el Country de Estados Unidos y la cultura de otros países.

Como dijo el presidente de la Comisión Cultural de Antorcha, Ing. Juan Manuel Celis Aguirre, la cereza del pastel es nuestro Ballet Nacional, que presenta el montaje de “El día que me quieras”, que bajo una historia de amor nos enseña el desarrollo del tango argentino bajo la delicadeza femenina y el porte gallardo de los jóvenes, que nos llevan con sus pasos y música hasta aquel país latinoamericano. No se lo pierdan, el Encuentro de Folclor Internacional es gratuito por redes sociales y es un evento hermoso, que nos mostrará la cultura y el arte de otros países. Si no pueden verlos ahora, busquen en YouTube la cuenta de “Antorcha es arte”, en la que podremos cada uno de los bailables por separado para que ustedes los puedan disfrutar.

Los antorchistas nos hemos preocupado por fomentar entre la población el deporte y el arte, porque su práctica nos convierte en mejores mexicanos. Lo hemos dicho antes: la cultura es el cultivo de la inteligencia y de la sensibilidad. Antorcha impulsa el arte con el objetivo de formar a un mexicano más sensible, inteligente, orgulloso de sus raíces y dispuesto a luchar para mejorar las condiciones de vida de su patria. Para nosotros, lo más importante es la educación, la concientización de la gente, el que ésta despierte, abra los ojos y se dé cuenta que una vida mejor es posible, pero que esa vida mejor no la va a poder alcanzar si no se organiza y lucha, que nadie se la va a dar gratis. Y en esa tarea mucho ayuda el trabajo cultural.

En nuestro camino por fomentar la cultura y el arte entre la población, hemos creado cientos de grupos de baile folclórico, de danza tradicional, de teatro, de música o algunas orquestas. Muchas de esas compañías han logrado niveles profesionales comparables con las mejores del mundo. Por ejemplo nuestros Grupos Culturales Nacionales, formados por jóvenes humildes de todo el país que, con dedicación, trabajo y talento, se han convertido en profesionales del arte que se presentan en las canchas o calles de los pueblos y colonias humildes para llevar arte al pueblo y, también, que han conquistado foros tan importantes como el Auditorio Nacional, el Estadio Azteca, el Teatro de La Paz en San Luis Potosí, el Estadio Cuauhtémoc, el Auditorio del CCU y el Metropolitano en Puebla. Pero han ido más lejos: estos jóvenes se han presentado en Francia y en Cuba. Gracias a esta labor, conocimos a Elisa Carrillo Cabrera, primera bailarina del Teatro Ópera de Berlín, quien en febrero de 2015 invitó a los niños del Ballet Infantil de Antorcha a competir en el concurso internacional “Tanzolymp”, en Berlín, Alemania, en donde lograron el tercer lugar general de entre 28 países concursantes.

La cultura de Antorcha nos ha llevado a organizar competencias de carácter nacional, en los que los talentos antorchistas y todo aquel que simpatice con lo que hacemos puede mostrar sus habilidades artísticas. Así, cada año organizamos las Espartaqueadas Culturales en Puebla con más de 20 mil artistas del país, el Encuentro Nacional de Teatro, el Concurso Nacional de Declamación, el Concurso Nacional de Folclor Internacional o el Concurso Nacional de Voces que, debido a la pandemia que azota al mundo, ahora hacemos de manera virtual.

Impulsamos el arte entre los mexicanos porque una sociedad cultivada es una sociedad que sabe cuáles son sus problemas y lucha para erradicarlos. Para las empresas artísticas comerciales, como una forma de reflejar lo que el sistema capitalista quiere para el mundo, las poblaciones de cada una de las naciones no están hechas para la práctica del arte. Las masas populares son usadas como compradoras del “arte de moda”: así nos hacen ver y “disfrutar” de los costosísimos conciertos de las estrellas mundiales o mexicanas. El arte en el sistema capitalista es, como todo, un comercio: se compra y se vende. A la clase humilde le toca solo comprarlo y observarlo desde la televisión, la radio o las “benditas” redes sociales que idiotizan al ser humano.

Por eso Antorcha lucha contra el arte comercial, contra el arte que deja fuera a las masas populares. Esa es la filosofía que nosotros hemos seguido para buscar que todos los mexicanos que así lo deseen puedan practicar o disfrutar en serio del arte y la cultura que más les agrade y les reviva el espíritu. Antorcha no hace arte sólo porque sea estético y bien visto por la sociedad. Antorcha hace arte porque así lo demanda nuestra labor política, nuestra labor de organización y educación de un auténtico movimiento que pueda dirigir los derroteros de este país en un futuro ya no muy lejano.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de El Popular, diario imparcial de Puebla

  • URL copiada al portapapeles